Deporte y Vida

FITNESS

¿Por qué debe prepararse un músico como un deportista?

La investigadora y clarinetista Clara Gallego reclamara una planificación física similar a la de cualquier atleta para mejorar la salud, evitar lesiones y que la música suene mejor.

Un hombre toca el clarinete con más músicos.
Peter Okwara Unsplash

Los aficionados al deporte están acostumbrados a ver a los deportistas saltar al campo de juego antes del partido para los ejercicios de calentamiento. Los futbolistas salen con sus preparadores físicos, los jugadores de baloncesto hacen rondas para entrar a canasta, etc. Otros prefieren comenzar lejos de los aficionados. Como Rafael Nadal, quien se estira y calienta en los vestuarios. Pero a muchos les sorprendería ver a los músicos de una orquesta sinfónica salir antes para saltar, estirar o mover sus cuerpos para algo que no sea afinar el instrumento. Y no debería ser así.

Las investigaciones muestran que aproximadamente el 76 % los músicos sufren o han sufrido problemas físicos que les impedido tocar con normalidad y el 84 % ha tenido lesiones que habían interferido en su práctica. Clara Gallego Cerveró, investigadora de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, deportista y clarinetista, quiere cambiar las costumbres para interpretar una obra. "Toco el clarinete desde que era pequeña y mis aficiones son la música y el deporte. Cuando empiezas a tocar a un nivel un poco más alto empiezas a ver que gente de tu alrededor se lesiona por estar tocando el instrumento", explica sobre los motivos de empezar a investigar sobre la preparación física de los músicos. "En teoría, parece sencillo y cuando lo ves desde fuera parece fácil tocar, pero lleva detrás muchas horas de estudio", señala.

La especialista ha efectuado varias investigaciones. Por un lado, con sus compañeros de la sección de cuerda (oboe y clarinete), pero también con un acercamiento general a los músicos. "Uno de los estudios que hice era en relación a la postura corporal. Una persona que tiene cifosis (que tiene chepa), la capacidad pulmonar es mucho menor. Entonces, si trabajamos el ejercicio físico para mejorar nuestra postura corporal también va a mejorar nuestra capacidad a la hora de tocar el instrumento", asegura la investigadora."A los músicos se les llama los deportistas de músculo pequeño porque se trabaja mucho con la musculatura de la manos y a nivel facial, que es algo de lo que no solemos darnos cuenta", avisa la investigadora.

¿Cuáles son los problemas habituales físicos de los músicos?

"Dependiendo del instrumento, pero a grandes rasgos todo lo que son tendinitis, sobrecargas musculares, atrapamientos nerviosos y hay una enfermedad que es solo de los músicos que es la distonía focal. Imagínate que le estás dando la orden al dedo, tu cerebro manda la señal pero la respuesta no es lo que tu quieres. Cuando estás hablando de un músico profesional te complica todo. Y con la tendinitis es como un deportista, si no la tratas bien, al final...", enumera Gallego.

Aunque cada instrumento tiene una patología asociada, la investigadora de la Universidad San Vicente Mártir apunta a las piezas desequilibradas como las más peligrosas si no hay una planificación. "Los instrumentos más asimétricos como la flauta travesera, el violín o la viola van a hacer que existan descompensaciones musculares, se trabaja más porque no hay equilibro. Hay instrumentos que son más anatómicos, pero con la flauta travesera he visto adolescentes con 14 años con problemas de espalda y es alarmante", avisa la clarinetista.

Los beneficios de la actividad física

"He visto adolescentes con 14 años con problemas de espalda y es alarmante"

Clara Gallego Cerveró, clarinetista e investigadora

La exigencia aumenta con el nivel de profesionalismo. Otra investigación comprobó que el ritmo cardíaco de los integrantes de las orquestas desarrollan antes, durante y después del concierto una aceleración comparable al de los tenistas. Pero no aumentan los cuidados. "El cuerpo técnico de las orquestas profesionales debería tener igual que los equipos de fútbol un psicólogo, un preparador físico, un fisioterapeuta... Eso sería ideal porque a niveles profesionales esto se multiplica", alerta la investigadora universitaria. La ciencia ha demostrado que la actividad física tiene efectos positivos sobre el dolor, la postura corporal, el rendimiento musical y la condición física de estos profesionales.

Como especialista en ambos campos, Clara Gallego hace visitas informativas para alertar a sus compañeros de partitura. No siempre consigue su cometido, aunque los novatos parecen más receptivos. "Lo que más me ha llamado la atención, porque he dado muchas charlas a adolescente de grado medio, es que son conscientes pero no lo son. Cuando se lo dices se dan cuenta de que es verdad. Los más jovencitos sí están teniendo una visión diferente con, por ejemplo, un calentamiento físico. Yo hablo más con los jovencitos, los que están estudiando ahora. Los más mayorcetes son todavía reticentes para esta perspectiva. También hay una falta de formación en los docentes ", reconoce.

Puede mejorar la música

Clara Gallego apuesta por una preparación física mejor para prevenir lesiones, mejorar la calidad de vida y, incluso, interpretar mejor. Sus datos sostienen la primera teoría y su oído la segunda. "Creé una plataforma web en la que subía ejercicios que podían hacer y los estudiantes entraban y lo hacían en su casa. Yo les proporcionaba material como, por ejemplo, bandas elásticas. Lo que observé es cuando terminaron el programa habían tenido un cambio postural cuando estaban en pie y también cuando tocaban el instrumento. Y todo lo que sea mejorar la actividad física va a transmitirse a la hora de tocar el instrumento. Con mejor posición tienes mejor capacidad aeróbica, pero es que el sonido, aunque eso no lo he podido ver, puede que hasta mejore", señala con su doble condición de investigadora y música.

El problema está en la mentalidad. "Ni nosotros mismos somos conscientes de la importancia de cuidar nuestro cuerpo", confiesa. Parar es casi impensable para un músico. Cuando llegan los problemas es más difícil solucionarlos, pero la prevención tampoco es algo habitual. La dificultad interpretativa de una obra musical, en muchas ocasiones, exige velocidad, intensidad y repetición de un movimiento que genera estrés mecánico. El descanso y la recuperación deberían ser los objetivos. "Cuando empieza a aparecer el dolor cuando estudiamos una pieza complicada deberíamos plantearnos racionarnos el tiempo de estrés muscular, por llamarlo de alguna forma, y plantearnos otra forma de estudiar. Y no tanto estudiar de arriba abajo o no calentar por las prisas o por lo que sea. No es diferente al deporte", insiste la clarinetista.

Ejercicios básicos para un clarinetista

¿Da ejemplo Clara Gallego cuando le toca intepretar? Entona el mea culpa. Debería salir como los futbolistas con un preparador o ensayar en el vestuario como Nadal pero no llega a tanto. "Soy un mal ejemplo, hago el ejercicio básico pero es verdad que antes de tocar intento llevar unas pautas de calentamiento y de estiramiento después, cuando termino de tocar. No hay que sacar el instrumento, ponerte a tocar, terminar y guardarlo. Son ejercicios de movilidad articular en los dedos, de estiramiento para la zona de la boca, de la mandíbula, del cuello. Sobre todo el antebrazo, dedos...", recuerda la investigadora.

Termina con una comparación de aviso a sus compañeros y la población para dar cuenta de la importancia de la preparación física de un músico: "Un deportista se retira a los 35 años pero los músicos hasta que no se jubilan no se retiran y estudian las mismas horas que cuando eran jóvenes y al mismo nivel".