Deporte y Vida

SALUD

Las arterias de las mujeres envejecen antes que las de los hombres

Son más susceptibles a desarrollar ciertos tipos de enfermedades cardiovasculares porque sus vasos sanguíneos sufren más el paso de la edad.

Un grupo de mujeres atiende en una reunión.
Daria Shevtsova Pexels

Mujeres y hombres tienen anatomías diferentes. Esto supone diferentes patologías, riesgos o ventajas. La novedad es que el Instituto Smidt Heart del Cedars-Sinai ha descubierto que los vasos sanguíneos de las féminas envejecen antes que las de los hombres y esto supone mayores riesgos cardiovasculares.

Según la investigación publicada en la revista de cardiología JAMA, esto explicaría por qué las mujeres sufren más ciertos tipos de enfermedades. El ambicioso estudio analizó la presión arterial con más de 145.000 chequeos durante los últimos 45 años de una población con edades entre 5 y 98 años. Los estudios indicaron que los vasos sanguíneos de las mujeres, incluidas las arterias grandes y pequeñas, envejecen a un ritmo más rápido que los de los hombres

"Nuestros datos mostraron que las tasas de aceleración de la elevación de la presión arterial fueron significativamente más altas en las mujeres que en los hombres, comenzando más temprano en la vida", explicó la doctora Susan Cheng. "Esto significa que si definimos el umbral de hipertensión exactamente de la misma manera, una mujer de 30 años con presión arterial alta probablemente tenga un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular que un hombre con presión arterial alta a la misma edad", añadió la autora principal del informe.

El riesgo de las mujeres

Los registros ponen el foco sobre las amenazas a las mujeres, puesto que una mayor y prematura presión alta de la sangre supone mayor riesgo de un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca o un derrame cerebral. Un estudio de la Universidad de Bergen publicado en Nature ya había alertado la "ventaja de estrógenos" de las mujeres desaparece con la menopausia, cuando las arterias se vuelven más rígidas y aumenta su presión arterial.

Los expertos consideran que esto debe tomarse como un aviso. "Este estudio es otro recordatorio para los médicos de que muchos aspectos de nuestra evaluación y terapia cardiovascular deben adaptarse específicamente para las mujeres. Los resultados de los estudios realizados en hombres pueden no extrapolarse directamente a las mujeres", remarcó Christine Albert, presidenta fundadora del departamento de Cardiología del Instituto Smidt Heart del Cedars-Sinai.