Deporte y Vida

SALUD

Los vídeos educativos en internet sobre cáncer aumentan el conocimiento de la sociedad

Quienes ven en YouTube, Twitter y Facebook vídeos sobre la enfermedad adquieren más información y comprensión sobre los factores de riesgo y detección.

Un hombre se dispone a buscar vídeos educativos sobre el cáncer en YouTube.
Austin Distel Unsplash

Uno de los problemas del cáncer es que es la palabra contiene una serie de enfermedades complejas y con matices que son difíciles de entender por gran parte de la población. En lugares en que la alfabetización es reducida y el acceso a los estudios superiores una quimera, internet se ha convertido en una fuente de información valiosa. Pero incluso en países más desarrollados la Red se ha convertido en un aliado para prevenir y tratar mejor gracias al conocimiento.

 Una investigación publicada en la Revista de la Educación sobre Cáncer en Estados Unidos ha revelado la potencia que tiene internet para acercar la comprensión de esta enfermedad al mundo. Los especialistas de la Escuela de Salud Pública de Rutgers concentraron su análisis en los conocimientos sobre el cáncer de la sociedad, su método preferido para recibir información y cualquier cambio observado en el comportamiento. La conclusión fue aquellos que vieron vídeos en línea adquirieron un mayor conocimiento y mejoraron su comprensión sobre los factores de riesgo de cáncer y los procedimientos de detección.

YouTube, Twitter y Facebook para aprender sobre el cáncer

"Al aumentar el acceso a la información sobre el cáncer mediante plataformas 'on line', tenemos la oportunidad de reducir las barreras relacionadas con la alfabetización en materias de salud y mejorar la salud en las poblaciones desatendidas", se felicitó la autora principal del estudio, Pamela Valera, profesora asistente en la Escuela de Salud Pública de Rutgers. Los datos del estudio han señalado que el 87 % de quienes consultan estas informaciones lo hacen a través de sus teléfonos móviles y que la mayor parte de ellos optan por YouTube como principal fuente. Otras redes sociales como Twitter y Facebook también fueron consultadas por aquellos que mejoraron su nivel de conocimiento sobre la enfermedad y cambiaron sus hábitos.

"Los vídeos son una forma económica de entregar un mensaje claro y consistente, y permiten a los espectadores continuar o volver a mirar a su propio ritmo, lo que los hace especialmente efectivos para las personas con pocos conocimientos sobre salud", aclaró la experta. Después de ver estos vídeos, aumentó el número de personas que se hizo autoexploraciones de piel para comprobar que no existían factores de riesgo y también aumentaron las pruebas de detección de cáncer de pulmón.

El peligro de los bulos en internet

A pesar de los buenos indicios, los expertos consideran que todavía hay mucho camino por recorrer. "Si bien los videos digitales de salud que abordan el cáncer pueden mejorar la salud y el bienestar, la dirección en la que debemos comenzar es llegar a las necesidades de las poblaciones desfavorecidas", matizó Valera sobre la alfabetización en materia sanitaria. Y, por supuesto, la profesora del centro de Nueva Jersey alertó sobre los posibles bulos que hay en internet relacionados con la ciencia. Para la científica, es fundamental asegurarse de que la fuente de información es confiable y recomendó las fuentes oficiales y organizaciones de investigación sobre cáncer.