Deporte y Vida

SALUD

Motivos y consejos por los que hay que montar en bicicleta en la ciudad

Con sólo media hora para ir al trabajo o a la compra, el ciclista ocasional mejora la calidad de vida del individuo y del planeta, según los expertos

Un hombre monta en bicicleta para ir a su trabajo en la ciudad.
Bruce Mars Pexels

Elegir la bicicleta para ir al trabajo ya es la mejor opción en cualquier población. O para ir a comprar. O para dar una vuelta. Ni siquiera debe ser una exigencia máxima porque con sólo 30 minutos diarios se ha demostrado que los ciclistas ocasionales mejoran su calidad de vida hasta aspectos insospechados.

Un estudio liderado por el doctor Joaquin Reverter Masia ha demostrado que aquellos que eligen la bicicleta para desplazarse de manera ocasional vivirán más y mejor. Y no son los ciclistas amateurs y aficionados que se suben para usar la bicicleta de manera deportiva, sino todos ellos. Además, el estudio se desarrolló en cuatro ciudades de entre 300.000 y 800.00 habitantes (Zaragoza, Valencia, Sevilla y Bilbao), donde se demostró que la elección del vehículo de dos ruedas es la mejor opción individual y colectiva.

¿Quién se beneficia al montar en bicicleta?

Todos, según los especialistas. Novatos y veteranos. Jóvenes y mayores. Rurales y urbanitas. Hay motivos para todos. "La gente que no ha practicado nunca ejercicio físico mejora integralmente todos los aspectos como la depresión, el sueño, la ansiedad o se adhieren a la dieta mediterránea. En definitiva, se implican contra todos los factores que afectan a la mala salud", sostiene el profesor de la Universidad de Lleida. Calculan que con 30 minutos al día ya hay beneficios. "Con solo eso, que es para ir a trabajar o a comprar o a desplazarse donde es conveniente ya mejora la calidad de vida", asegura el experto, quien también es entrenador superior de triatlón.

Según sus investigaciones, aquellos que practican deporte en bicicleta también se caracterizan por llevar una dieta más saludable y por tener un menor consumo de tabaco y alcohol. "Lo están recomendando tanto desde la Unión Europea como desde diferentes organismos porque además es un desplazamiento sostenible. Es el menos contaminante que hay y repercute tanto sobre la polución como por la salud del individuo", añade el director del grupo de investigación Movimiento Huma.

"La bicicleta mejora la calidad de vida desde un nivel integral. Nosotros hicimos un estudio de gente que va por la ciudad y tienen tendencia a adherirse a la dieta mediterránea", argumenta Reverter sobre los insospechados beneficios secundarios del vehículo.

¿Cómo empezar a montar en bicicleta?

Atendidas las razones de los expertos para montar en bicicleta, algunos se pueden reprimir porque nunca han escogido las dos ruedas y temen los riesgos de sus calles. Señales de tráfico, conductores de automóviles irrespetuosos o falta de pericia son amenazas para la confianza.

Reverter enseña unos pasos básicos antes de disfrutar de sus beneficios en grandes poblaciones. "Si no hace actividad física lo primero es familiarizarse con el uso de la bicicleta en ciudad porque es importante especialmente con la gente mayor. Se consigue con un taller de 15 o 20 horas. Con gente que sea mayor y nunca ha practicado la actividad física lo mejor es que coja la bicicleta eléctrica. Un joven con un estado intermedio puede coger la convencional, pero tanto unos como otros una vez que lo prueban no lo dejan. Hemos comprobado que después de dos meses notan ese beneficio y no lo abandonan", explica el doctor en Educación Física y Deporte.

Los problemas de montar en bicicleta en ciudad

A pesar del truco de las bicicletas eléctricas, el investigador recuerda que hay un par de obstáculos para que se adopte el estilo de vida saludable asociado a los ciclistas. "La principal dificultad es que tienen que intervenir diferentes factores... Desde el arquitecto para ese carril bici hasta las escuelas para aprender a montar en bicicleta o las campañas de promoción de este desplazamiento. Haría falta un impulso y que la gente se lo crea más. Es necesaria la movilidad física que ya mejora la calidad de vida de cualquier persona y la bicicleta en concreto va a hacer mejorar la calidad dentro de la ciudad", sostiene el experto.

El profesor no se olvida de las dificultades propias de cada gran población, sus barreras urbanísticas o dificultades geográficas. Mientras, insiste en la idea de la bicicleta eléctrica y en seguir ejemplos como los de Zaragoza o Sevilla. Motivos no le faltan para recomendar el vehículo menos contaminante en los lugares más contaminados.