Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

La cuesta de enero también afecta a la salud mental

Enero es un mes muy complicado en lo económico después de una época de mucho gasto, pero también lo es especialmente en lo que se refiere a la salud mental ya que acentúa la sensación de melancolía y tristeza.

salud, psicología, depresión, enero
as.com

Tras las fiestas navideñas, toca retomar la rutina diaria pero existen detreminados condicionantes que puede provocar que la cuesta de enero, además de económicamente, afecte tambien a la salud mental. Y es que el frío y las pocas horas de luz, entre otros factores, acentúan en muchas personas la sensación de melancolía y tristeza.

De hecho, enero es un mes en el que aumentan las depresiones y se detectan un mayor número de casos de ansiedad, decaimiento o insomnio. Y precisamente hoy, se celebra el Día Mundial de la lucha contra la depresión, que según datos compartidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que en todo el mundo puede afectar a unos 300 millones de personas y que a lo largo del 2020 será la segunda causa de discapacidad a nivel mundial, solo superada por las enfermedades cardiovasculares.

“Normalmente la adaptación a la rutina implica pocos días, pero hay algunas personas que sienten un estado de tristeza y angustia que si se alarga en el tiempo puede conllevar no solo problemas de depresión o insomnio sino también problemas de salud como afecciones digestivas o dermatológicas”, explica el doctor Sergio Arques, psiquiatra del hospital Vithas Castellón.

“Hay que tener en cuenta, que cada uno de nosotros debe plantearse lo que de verdad quiere y desea; marcarse objetivos puntuales a corto y medio plazo es fundamental, sin olvidar la importancia de definir a largo plazo cómo nos gustaría organizar nuestra vida. No se trata de objetivos ‘típicos’ marcados socialmente como adelgazar, dejar de fumar o ir al gimnasio, sino los que realmente nosotros nos planteamos a nivel individual”, añade el experto.

Espíritu optimista

Por ello, el doctor Arques aboga por afrontar el inicio del nuevo año con un “espíritu optimista”. “Enero es buen momento para fijar la atención en los planes y centrarse en la acción de realizarlos. Así que debemos llenar nuestra mente con proyectos, pues por pequeños que sean nos llenarán de motivación. Además, los hábitos saludables son muy importantes: huir del sedentarismo practicando algo de ejercicio, dieta mediterránea, tratar de dormir las horas necesarias, etc...”, explica.

De igual forma, el experto resalta la importancia de saber rodearse de personas cuyo ánimo positivo nos contague. “Muchas personas se dejan llevar por lo que sienten o padecen los demás y tienden a imitar patrones de comportamiento, la mejor opción es buscar a las personas que te hacen sentir bien, que te hacen reír o que te dan tranquilidad para volver a tus rutinas con las pilas cargadas. No es un acto de egoísmo, si tú te sientes bien, también harás sentir bien a los demás, por eso aléjate de las personas pesimistas, que te ponen triste, te enfadan, y que siempre están poniendo problemas”, concluye.