Deporte y Vida

SALUD

10 consejos básicos para recuperar hábitos saludables (y nuestro peso corporal)

Tras un período de excesos marcados por el sedentarismo y la abundante ingesta de alimentos, en muchos casos calóricos, conviene seguir unas pautas para recuperar cuanto antes la rutina, la forma y la línea.

fitness, dieta, salud, nutrición, ejercicio físico, dieta, peso
as.com

Es hora de recuperar la rutina, la forma y la línea. Tras un período de excesos marcados por el sedentarismo y la abundante ingesta de alimentos, en muchos casos con un alto contenido calórico, conviene seguir unas pautas para recuperar cuanto antes unos hábitos de vida saludables que nos permitan recuperar el tiempo perdido.

Y es que durante prácticamente un mes, hemos podido ganar entre 1 y 5 kilos de peso aproximadamente como consecuencia de las infinitas reuniones sociales. En alguna de las principales comidas navideñas hemos podido duplicar e incluso triplicar la cantidad de calorías diarias recomendadas para una sola comida. Además, es probable que no no hayamos podido, de tenerla, mantener nuestra rutina habitual de actividad física.

Por ello, Felipe Del Valle y María Robles, especialistas en Nutrición y Educación Física respectivamente de Obemets, Unidad Integral de Obesidad de los Hospitales Quirónsalud Sagrado Corazón e Infanta Luisa, comparten 10 claves que pueden ayudar a perder esos kilos de más de una forma gradual y sin realizar grandes sacrificios, combinando una alimentación adecuada y la práctica de ejercicio físico de forma regular.

10 recomendaciones para recuperar la rutina

  1. Realizar 5 ingestas al día, para evitar comer con ansiedad y para que las comidas sean menos copiosas y sacien con una cantidad menor.
  2. Tomar alimentos con un índice glucémico bajo, disminuyendo aquellos que tengan un índice glucémico alto. Entre los recomendados estarían el pan integral, de centeno, espelta o de Kamut, pasta integral y arroz integral, entre otros.
  3. Evitar el consumo de bollería industrial, dulces, productos precocinados, ultraprocesados y refrescos; así como el consumo de bebidas alcohólicas. En general incluir proteínas y grasas de buena calidad: frutos secos, semillas, hummus, huevos ecológicos, aguacates, pescado azul, carnes magras o aceite de oliva virgen extra.
  4. Indispensable ingerir 3-5 piezas de frutas y verduras al día y tener una buena hidratación.
  5. Es importante comer con tranquilidad y disfrutar de la comida. También servir toda la comida en plato llano no demasiado grande.
  6. Ir al supermercado con una lista de la compra cerrada y sin hambre. De esta forma se evitarán tentaciones de última hora.
  7. Evitar las denominadas dietas milagro y no intentar perder peso de forma rápida, puede ser perjudicial para la salud y además producir un efecto rebote.
  8. Montar en bici, correr, salir de senderismo y realizar rutas por la naturaleza permite respirar aire puro y divertirnos en compañía a la vez que practicamos ejercicio.
  9. Baila y diviértete: el aeróbic, la zumba, la salsa, etc. te ayudarán a estar en forma y quemar grasa.
  10. Apúntate al gimnasio o entrena en casa y mejora tu fuerza. No solo es importante el ejercicio cardiovascular, el entrenamiento de fuerza ayuda mejora la salud ósea y funcional y previene patologías como la sarcopenia o la osteoporisis propias de la edad.