Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

"Tengo problemas mentales, tomo muchos medicamentos para permanecer a flote"

La cantante Lady Gaga reconoce que tuvo "miedo a morir" después de un brote psicótico por las secuelas de sus repetidas violaciones y su fama repentina.

Lady Gaga reconoce que tiene problemas mentales tras ser violada repetidamente y sufrir un brote psicótico.
MARK RALSTON AFP

El historial médico y psicológico de Lady Gaga es aterrador. Desde que fuera violada en repetidas ocasiones por un conocido cuando tenía 19 años, la artista ha arrastrado varios traumas. Según confesó en el programa de Oprah Winfrey, todos los problemas hicieron que ni siquiera pudiera levantarse de la cama hasta que encontró la ayuda profesional adecuada y comenzó una terapia.

"Tenía miedo de morir", reconoció casi ahogándose a la presentadora después de explicar que durante cinco años le costaba abandonar la cama por un "dolor intenso". La joven había saltado a la fama con Just Dance, encadenó álbumes, un desafío continuo con cada espectáculo y su estreno como actriz en el cine. Se multiplicaban sus problemas mentales por una fama que no fue capaz de asumir junto a las secuelas de la violación repetida se habían traducido en estrés postraumático y fibromialgia. Se encontraba a solas con su dolor y no tenía el equipo correcto a su alrededor.

El cerebro hizo "Boom"

El cambio se produjo el día que tuvo un brote psicótico, según confesó la cantante. "El cerebro dice: 'Es suficiente, ya no quiero pensar más en esto. Ya no quiero sentir esto'. Boom. Te separas bruscamente de esa realidad tal como la conoces. No tienes idea de lo que sucede a tu alrededor", recordó. "Esta parte del cerebro donde te mantienes centrado y no te disocias se cerró de golpe. Todo mi cuerpo comenzó a hormiguear y comencé a gritar. Estaba en un hospital", explicó.

Desde aquel ingreso, Stefani Joanne Angelina Germanotta ha cambiado de vida gracias a la ayuda profesional. Los cinco años precedentes no había dejado de trabajar, de bailar, de realizar sus giras "a través de un dolor insuperable". "Fue muy frustrante ... Fui medicada incorrectamente y no estaba en terapia", reconoció sobre una época en que se convirtió en una estrella mundial con sólo 20 años. "Si tu médico de cabecera te receta un antidepresivo no debería ser así, debería derivarte a un psiquiatra o a un especialista en medicación para el cerebro", reclamó.

Su primer paso fue con la medicación de antipsicóticos y antidepresivos -un "conjunto de píldoras poco ortodoxas", según sus palabras-. "La medicina me ayudó realmente y creo que mucha gente tiene miedo a la medicina por sus cerebros y lo único que quiero es quitar el estigma alrededor de esto", avisó. "No todo el mundo tiene acceso y dinero para estas cosas y yo quiero el dinero, los mejores doctores del mundo, entender el cerebro", esgrimió sobre su intención de ayudar a que más gente tenga acceso a tratamientos.

Ahora participa en terapia de conversación y de conducta (DBT) para reconducir y controlar su vida. "He aceptado de manera radical que he puesto mi vergüenza en una caja que se ha hecho muy pequeña y me he dicho a mí misma 'Tengo problemas mentales, tomo muchos medicamentos para permanecer a flote y soy una superviviente'".

Es más, asegura que con 33 años ayuda a otros a resolver sus problemas. "Ahora, cuando veo a alguien con dolor, no puedo mirar hacia otro lado. Yo también tengo dolor. Ahora estoy en el modo de resolución de problemas. Me puse el traje y los tacones y estoy lista para empezar", aseguró a Oprah Winfrey y 15.000 espectadores que contemplaron la conversación. "Voy a compartir mis experiencias con todo el mundo para que sea un lugar mejor", sentenció la Lady Gaga.