Deporte y Vida

Salud

12 trucos de la abuela para superar la resaca

Las infusiones de menta, la manzanilla de cardo mariano, el Sprite o el sándwich de bacon son soluciones tradicionales después de la ingesta excesiva de alcohol

Una mujer se calienta con una taza de vino caliente.

Después de una noche larga de fiesta y alcohol el cuerpo lo paga al día siguiente. Junto al inevitable dolor de cabeza, la sed y el malestar hay otros síntomas que se agolpan a la mañana siguiente. Algunos remedios caseros contra la resaca se han trasmitido por generaciones con dudosa o clara efectividad. Los llamados remedios de la abuela pueden ayudar a suavizar los desagradables efectos una vez que se ha olvidado el infalible: no ingerir alcohol.

1. Agua, agua y agua

La principal causa de la resaca es la deshidratación, así que lo primero es acudir al agua. Es lo recomendado habitualmente, pero su efecto es limitado porque el alcohol es un diurético y se seguirá expulsando líquido durante un tiempo, así que para rehidratación habrá que ser constante y esperar a que el organismo se recupere.

2. Jengibre

Jengibre por aquí, jengibre por allá. El remedio de la abuela para todo es útil. Tienen tantos beneficios que es posible que ayuda en general. Si se usa con agua hervida a modo de infusión será un doble triunfo porque ayudará a la hidratación y suavizará las naúseas de la resaca.

3. Paños fríos con lavanda

La costumbre es acudir a la ducha para despejarse pero será difícil encontrar la temperatura adecuada. Si se elige el agua fría para espabilarse como antes de ir a trabajar lo normal es que el dolor de cabeza se agudice y que el cuerpo en recuperación mande alguna señal o ralentice sus procesos. El agua caliente ayuda a relajarse y a rebajar esa migraña pero al mismo tiempo potencia la deshidratación que causa la resaca. ¿Qué hacer? Hay un remedio tradicional más efectivo: paños fríos con lavanda en la cabeza. El frescor aliviará el dolor, el cuerpo no tendrá que hacer un esfuerzo completo ante la bajada de temperatura y los efectos reconstituyentes de la planta ayudarán contra la resaca.

4. Menta y manzanilla de cardo mariano

Las infusiones de menta cumplen varias funciones contra la resaca. La manzanilla de cardo mariano es hermana en la familia de los alimentos. La sabiduría popular ya se le confiere ese efecto de arreglar el estómago. En este caso, las recomendaciones de la abuela tienen fundamento. La hidratación viene con el agua que acompaña. No quemarse los labios si está ardiendo es la única advertencia contra el remedio casero.

5. Comer huevos

Nada de acudir a la hamburguesería a llenar la panza. La comida ultraprocesada retira todos los recursos del cuerpo de recuperación. Si se quiere acabar con la sensación de sociedad hay que comer huevos, que además contienen aminoácidos que ayudan a la desaparición del acetaldehído, un compuesto tóxico que produce la resaca.

6. Sándwich de bacon

Que la comida rápida es contraproducente de resaca ya se ha señalado pero hay una alternativa jugosa. El sándwich de bacon caliente puede reconfortar al estómago hambriento y castigado. Hasta la ciencia (un estudio de la Universidad de Newcastle) confirma este remedio casero porque las proteínas del bacon se descomponen en aminoácidos y el pan es rico en carbohidratos. La cuestión psicológica también ayuda porque es reconfortante.

7. Plátano

Si Rafael Nadal aprovecha sus descansos en medio del partido para comerse un plátano por algo será. Cuando el cuerpo está en un proceso de recuperación intenso acudir a esta fruta es siempre un consejo. El potasio que el alcohol ha reducido volverá a un nivel adecuado y la vitamina B6 se aliará contra la resaca.

8. Sprite

Las bebidas carbonatadas no son lo más recomendable para el organismo y el gas puede ser un obstáculo para ese estómago golpeado por la resasa. No obstante, unos científicos chinos estudiaron los efectos de diferentes bebidas, infusiones y tés y su conclusión que el Sprite es lo mejor para combatir el dolor de cabeza o las náuseas. Según el estudio, la lima y el limón son los mejores ingredientes y esta bebida es la más rápida contra la resaca.

9. Fruta más líquida

Abrir la nevera en busca de un zumo de fruta es otro remedio tradicional. También ayuda a la hidratación pero si se elige el zumo de naranja a lo mejor se vuelve en contra porque el ácido puede castigar a ese estómago nada aliviado. Si hay melón, sandía o pera o cualquier otra fruta con buena cantidad de agua será mejor porque se absorberá más rápido el líquido y el estómago se asentará.

10. Moverse

Caminar puede convertirse en un suplicio al principio porque levantarse de la cama ha sido ya digno de una prueba de resistencia. Pero una vez en marcha ayudará a reactivarse, como diría una madre tradicional. Eso sí, tampoco es plan de repetir la San Silvestre porque entonces la exigencia al cuerpo cancelará otras recuperaciones secundarias.

11. Ibuprofeno

Este remedio muy extendido porque se asocia al dolor de cabeza no es del todo recomendable. Los médicos sólo recomiendan el ibuprofeno o el paracetamol cuando es una resaca grave y la cabeza parece a punto de estallar. El problema es que los analgésicos generan tolerancia en el cuerpo y poco a poco pierden su efectividad. Además, el organismo tendrá otra cosa a la que hacer caso y el hígado va a sufrir. Ni siquiera curan la resaca, sólo alivian los síntomas.

12. Café

Al café se le atribuyen las condiciones necesarias para espabilar al cuerpo. En su contra tiene la tolerancia que va adaptando el cuerpo y que no es un aliado de la hidratación. Es uno de los remedios populares más extendidos pero sus efectos no están del todo comprobados (hay estudios a favor y en contra).