Deporte y Vida

SALUD

Pasar menos de dos meses en la India o China ya aumenta el riesgo de muerte prematura

Un estudio revela que la contaminación activa los biomarcadores de problemas cardiovasculares aunque el contacto no sea prolongado

Vista nocturna en Time-Lapse de Pekín, una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Los científicos han demostrado varias veces que la exposición a aire contaminado es perjudicial para el organismo. Pero hasta ahora no se habían comprobado los efectos cuando se trataba de una exposición temporal breve. Así que unos científicos de la Universidad de Los Ángeles (UCLA) decidieron investigar durante los veranos de 2014 y 2015 cómo afectaría al cuerpo una estancia corta en Pekín. Los resultados de diez semanas de exposición en la capital china mostraron que el traslado había aumentado los indicadores de riesgo de muerte prematura.

Los individuos elegidos para el experimento fueron estudiantes de UCLA sanos y no fumadores, con una edad promedio de 24 años. Algunos estuvieron hasta 15 semanas en Pekín con programas de estudio de verano en una universidad de la capital china. A todos se les efectuaron tres análisis de sangre y orina (antes de marcharse, en medio de su estancia y al final). «A las seis semanas en Pekín, las partículas de aire ya habían tenido un efecto significativo en los biomarcadores de los estudiantes y las vías involucradas en la aterosclerosis y el desarrollo de enfermedades cardíacas se habían "activado", explicó a Reuters Jesús Araujo, cardiólogo dr la Facultad de Medicina de UCLA.

Efectos de ida y vuelta

Los jóvenes, 14 mujeres y 12 hombres que mantuvieron sus rutinas habituales, sufrieron efectos prooxidativos y proinflamatorios que se invirtieron cuando regresaron a Los Ángeles. El contraste con la ciudad californiana, un área que lidera las zonas metropolitanas contaminadas por el ozono en Estados Unidos, se observó en que los niveles de contaminación del aire con pequeñas partículas en China eran un 371 % más altos que en su lugar de procedencia.

El valor de la investigación se encuentra en que hasta ahora no se habían estudiado el contacto breve con áreas contaminadas y su relación con las enfermedades cardiovasculares y muertes prematuras. Según los investigadores, algunos de los biomarcadores que marcan el riesgo de sufrir estas dolencias del corazón se activaron durante la visita veraniega de los individuos en Pekín.

Recomendaciones en lugares contaminados

A la vista de los resultados, los investigadores recomiendan a quienes viajen a lugares con aires muy contaminados, como India y China, que traten de permanecer en el interior de sus alojamientos el máximo tiempo posible, que usen purificadores de aire en las habitaciones y que eviten la actividad física al aire libre. Además, avanzan que se debe profundizar el estudio grupos de control más grandes y apuntan en la dirección de observar si también estas condiciones ayudan al desarrollo de enfermedades crónicas.