Deporte y Vida

NUTRICIÓN

¿Y si el etiquetado indicara el ejercicio necesario para quemar las calorías?

Una investigación concluye que etiquetar los alimentos y las bebidas con la cantidad y el tipo de ejercicio necesarios para quemar las calorías podría ser una forma más efectiva de tomar decisiones dietéticas saludables.

obesidad, etiquetado, ejercicio físico, calorías, dieta
as.com

En plena discusión sobre el sistema de etiquetado que debe entrar en vigor para ayudar al consumidor a interpretar mejor la información de alimentos y bebidas y poder tomar así decisiones más saludables sobre su dieta, surge una nueva propuesta que no es nada descabellada y que incluye un elemento clave en la ecuación que podría tener un efecto disuasorio inmediato: el ejercicio físico.

¿Te comerías una chocolatina si te dijeran que necesitas correr 20 minutos o caminar más de 40 para quemar las calorías que contiene? Y es que una investigación de la Universidad Loughborough (Reino Unido), concluye que etiquetar los alimentos y las bebidas con la cantidad y el tipo de ejercicio necesarios para quemar las calorías que contienen podría ser una estrategia altamente efecticva para promover decisiones más saludables en el momento de la compra.

Los resultados del trabajo, publicado en el 'Journal of Epidemiology & Community Health', son bastante concluyentes en cuanto a su eficacia ya que indican que una persona podría reducir en promedio unas 200 calorías al día, dsitribuidas en 5 comidas, si el etiquetado PACE (Physical activity calorie equivalent), así se llama, entrara en vigor.

"Es una estrategia simple que los fabricantes podrían incluir fácilmente en los envases de alimentos y bebidas, en las etiquetas de precios de los estantes en los supermercados y en los menús de los restaurantes y establecimientos de comida rápida"

Amanda J Daley, profesora de la Universidad Loughborough

Los investigadores, liderados por la prodesfora Amanda J Daley, aseguran que el sistema actual de etiquetado de alimentos por contenido de calorías y nutrientes es poco conocido, y hay poca evidencia de que esté alterando las decisiones de compra o que tenga algún impacto en los niveles de obesidad, por lo que abogan por implantar un nuevo sistema.

Menos calorías por comida

Para llegar a semejante conclusión, los expertos utilizaron los datos de 14 ensayos controlados aleatorios relevantes y hallaron una reducción de 65 calorías por comida cuando el etiquetado PACE estaba presente y un consumo de hasta 100 calorías menos en comparación con el actual sistema de etiquetado.

"La evidencia muestra que incluso una reducción relativamente pequeña en la ingesta diaria de calorías (100 calorías) combinada con un aumento sostenido de la actividad física probablemente sea buena para la salud y podría ayudar a frenar la obesidad en la población. Es una estrategia simple que los fabricantes podrían incluir fácilmente en los envases de alimentos y bebidas, en las etiquetas de precios de los estantes en los supermercados y en los menús de los restaurantes y establecimientos de comida rápida”, explica Amanda J Daley, profesora de la Universidad Loughborough.

De hecho, la Royal Society for Public Health del Reino Unido ya ha pedido que el etiquetado PACE reemplace el sistema actual, aunque es probable que se necesite profundizar más y rezliazr estudios complementarios para respaldar este tipo de etiquetado con evidencias científicas más sólidas.