Deporte y Vida

DIETAS

Hay un motivo por el que engordas en Navidad y no es solo lo que comes

La evidencia científica ha demostrado que existe un componente social en la cantidad de alimentos que ingerimos en las reuniones con amigos y familiares que es conveniente no menospreciar.

salud, nutrición, navidad, dieta, comidas, engordar, ganar peso, facilitación social
as.com

Los expertos en nutrición estiman que durante festividades como la Navidad, podemos llegar a ganar perfectamente entre 2 y 5 kilos. Las fechas claves como Nochebuena o Nochevieja, y las innumerables reuniones con amigos, familiares y compañaeros de trabajo suponen un verdadero festín que trae consigo, en muchas circunstancias, un irremediable aumento de peso.

Pero el origen, o el motivo, de ese descontrol no hay que atribuirlo exclusivamente al tipo de alimentos que se consumen durante estos días. De hecho, la causa tiene mucho más que ver con un aspecto psicosocial que tiene nombre, facilitación social, y un origen que se remonta a la prehistoria. Al menos es lo que concluye una investigación de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) tras el análisis de 42 estudios existentes sobre la comida social.

Y es que los resultados del estudio, publicado en el ‘American Journal of Clinical Nutrition’, conluyen que quienes comen con amigos y familiar pueden llegar a ingerir hasta un 48 por ciento más de alimentos que si no se tratara de una reunión: las normas sociales pueden permiten comer en exceso en compañía, pero es una actitud censurable si se come solo

Menos tentación con extraños

Eso sí, hay niveles y niveles ya que los investifadores señalan que solemos adoptar una actitud diferente frente a la comida cuando la reunión social es entre conocidos o extraños. “Existen pruebas contundentes de que las personas comen más cuando están con amigos y familiares que cuando están solas. Aunque este efecto de facilitación social en la alimentación no se observó a través de estudios que analizaron la ingesta de alimentos entre personas con lazos débiles”, explica la doctora Helen Ruddock, de la Facultad de Psicología de la Universidad de Birmingham.

"Seleccionar pequeñas porciones puede proporcionar un medio para transmitir una buena impresión"

Helen Ruddock, profesora de la Universidad de Birmingham

"La gente quiere transmitir impresiones positivas a los extraños. Seleccionar pequeñas porciones puede proporcionar un medio para hacerlo y puede ser la razón por la cual la facilitación social de comer es menos pronunciada entre los grupos de extraños", añade.

Así pues, si cuando pasen las Navidades nos encontramos con algún kilo de más, no lo achaquemos exclusivamente a las comidas y cenas copiosas y a determinados tipos de alimentos. La razón por la que nos dejamos llevar también tiene un componente psicológico y social muy importante. Controlarlo será un gran reto, pero la salud lo agradecerá.