Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Los nutricionistas se ofrecen para informar en los ambulatorios

Los especialistas quieren acercar la información sobre alimentación y dietas de primera mano a toda la población.

Varios médicos esperan en un centro sanitario
Pexels

Nutricionistas y dietistas quieren dar un paso más allá en la prevención. En su lucha por hacer llegar información profesional y científica sobre la alimentación han comenzado una propuesta para acudir a los ambulatorios para divulgar. Según un documento científico-técnico al que ha tenido acceso Efe, ofrecerán sus servicios al Ministerio de Sanidad para considere su incorporación a los equipos de Atención Primaria.

La iniciativa responde a la preocupación de los expertos en alimentación y dietas. Actualmente el 25 % de la población en España es obesa o tiene problemas de sobrepeso. Y todo apunta a que empeorará. Un estudio del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona avanza que con las condiciones actuales el porcentaje se disparará a un 80 % de hombres y un 55 % de mujeres con obesidad en el año 2030.

El documento, firmado por doctoras del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña, recomienda la incorporación de los expertos a los centros de salud de forma escalonada. Según los promotores del proyecto, el objetivo sería garantizar la presencia de un dietista-nutricionista por cada 20.000 usuarios de la Seguridad Social. Actualmente hay más de 4.000 dietistas-nutricionistas colegiados, pero su presencia en los centros de Atención Primaria es insuficiente, según consideran en el gremio.

Prevención de cáncer, obesidad y diabetes

La preocupación se debe a que los malos hábitos a la hora de comer no sólo influyen en los crecientes problemas de sobrepeso en los españoles, sino que también por favorecer numerosas enfermedades y problemas derivados de una alimentación incorrecta. Los beneficios serían para toda la población. «El tratamiento dispensado por equipos interdisciplinares que incluyen al dietista-nutricionista tiene un gran impacto positivo en la recuperación, en el menor riesgo de recaída de los pacientes, en menores ingresos hospitalarios y en estancias más cortas, con el consiguiente ahorro del gasto sanitario», señala Alma Palau, presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas.

El porcentaje de personas obesas se disparará a un 80 % de hombres y un 55 % de mujeres en el año 2030

Estudio del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas de Barcelona

La aprobación de la iniciativa podría tener el visto bueno del Ministerio de Sanidad próximamente porque los inconvenientes también se han transformado en un problema estatal. Los daños también se han notado en las arcas estatales. En 2016, se destinaron a a la prevención y tratamientos de la obesidad 1.950 millones de euros y, si la evolución actual se mantiene, la cifra de gasto ascendería a 3.000 millones durante los próximos 12 años. La presencia de los especialistas en los ambulatorios podría ayudar a reducir esos costes. «Estos resultados positivos son evidentes en el tratamiento de las enfermedades de mayor prevalencia en nuestra sociedad y que mayor impacto tienen en el gasto sanitario y en coste socio-laboral como son el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, obesidad o diabetes, entre otras», insiste Palau.

Nutricionistas en hospitales

La iniciativa es otra nueva llamada de atención. No es la primera vez que los especialistas indican los beneficios que supondría su incorporación general a los servicios de salud. Giuseppe Russolillo, presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética, aseguraba en 2018 que también deberían formar parte de los equipos hospitalarios: «El riesgo de malnutrición hospitalaria es otro factor que podría verse disminuido con la incorporación de un dietista-nutricionista cada 100 camas, una propuesta que ya fue presentada ante el Senado en una ponencia de estudio sobre las profesiones sanitarias».