Deporte y Vida

SALUD

Cómo evitar la alergia al frío

La SEICAP insiste en que abrigrarse es la opción obvia y efectiva ante la urticaria que provocan las bajas temperaturas.

Un hombre mira por la ventana en un paisaje gélido
Noah Silliman Unsplash

Las bajas temperaturas pueden provocar diferentes molestias y enfermedades. Desde los molestos sabañones a las gripes favorecidas por las bajas temperaturas son los problemas más conocidos. Pero hay una 'alergia al frío' -llamada 'urticaria frigore'- que sufre una pequeña parte de la población, una urticaria que es molesta. La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) recuerda en estas fechas una serie de consejos para evitar sufrir por la reacción a las bajas temperaturas.

No es muy frecuente, pero practicar deportes al aire libre en invierno puede tener una reacción negativa inmediata si no se han cubierto adecuadamente manos, cuello o cabeza. No obstante, la urticaria afrigore también puede darse al sumergirse en agua fría o beber líquidos muy fríos. Entonces es posible que cause una inflamación en labios.

En la mayoría de los casos se trata de una urticaria primaria y su causa todavía es parcialmente desconocida, reconocen los especialistas. Los síntomas más comunes de la urticaria por frío son las ronchas en la piel que producen picor y la inflamación de las zonas del cuerpo más expuestas al aire gélido. Suelen surgir de manera casi inmediata y desaparecen varios minutos u horas después sin dejar secuelas. «Lo más habitual es que la persona deje de tener urticaria en pocos días, semanas o meses, de la misma manera que surgió, sin saber por qué», aclara Javier Contreras Porta.

Recomendaciones para prevenir la alergia al frío

La primera recomendación parece obvia y efectiva: cubrirse totalmente y con buenas prendas de abrigo las zonas que van a estar expuestas al aire gélido, especialmente manos y cara.

Los expertos tienen otras recomendaciones sobre esta infrecuente urticaria que afecta especialmente a jóvenes, adolescentes y niños. Siempre que el pediatra alergólogo así lo recomiende, los síntomas se pueden prevenir con un tratamiento basado en antihistamínicos recibidos antes de la exposición al frío. En los casos moderados se puede recurrir a otros fármacos como los leucotrienos y corticoides sistémicos, indican desde la SEICAP.

Si la exposición al frío es prolongada pueden darse reacciones severas como dolor abdominal, dificultad a la deglución, dificultad respiratoria, mareo y pérdida de conocimiento «En los cuadros más raros de reacciones graves se les recomienda que lleven un autoinyector de adrenalina, debido al riesgo de anafilaxia, o prevención mediante medicamentos biológicos», completa el pediatra alergólogo Javier Contreras Porta. Ana Novalbos Wischer, alergóloga del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, recomienda en estos casos llevar siempre también corticoides para el caso de que se produzcan reacciones graves.

Acudir al especialista

Aunque no se trata de una alergia en sí misma, en la SEICAP están acostumbrados a ofrecer recomendaciones porque en casos extremos la reacción al frío puede ser una bajada de la tensión arterial, mareos o incluso pérdida de conciencia, unas consecuencias similares a las que se producen en una reacción alérgica grave o anafilaxia. Eso sí, la recomendación de los expertos es siempre acudir al especialista si se observan los síntomas de esta urticaria muy poco habitual.