Deporte y Vida

SALUD

Arranca la temporada de esquí: cómo prepararte y prevenir las lesiones más frecuentes

La llegada de la nieve ha traído consigo un incio soñado de la temporada de esquí que en muchas estaciones se ha adelantado debido a las excelentes condiciones de las pistas para delicia de hosteleros y aficionados.

esquí, esquiar, lesiones, deporte de invierno, salud
as.com

La nieve no ha podido llegar en mejor momento. Con algunos días festivos por delante son muchos los que han planeado hacer una escapada a las pricnipales estaciones del país para esquiar o hacer snoewboarding. Y no es de extrañar. La afición a estos deportes de invierno a ido creciendo paulatinamente en los últimos años y supone una oportunidad inmejorable para hacer un poco de ejercicio físico en familia.

Aunque como siempre, conviene no subestimar los posibles riesgos de estas modalidades deportivas que suelen acarrear no pocas lesiones que están relacionadas en su mayoría con una escasa preparación, tanto física como técnica, o una falta de atención fruto del cansancio acumulado depsués de largas jornadas.

De hecho, la mayoría de las lesiones en la práctica deportiva del esquí o del snowboarding se producen al final de la jornada, momento en el que la concentración disminuye y la fatiga muscular aumenta. “La mayoría de estas lesiones son debidas a esguinces en las articulaciones y dependerán de la disciplina que practiquemos, ya que mientras que en el esquí alpino las lesiones suelen centrarse en rodillas por giros bruscos, en la práctica del snow las lesiones más frecuentes son en muñecas y antebrazo", explica el doctor Fernando Jordá, especialista de las Unidades de Traumatología de Quirónsalud Alicante y Torrevieja.

“Es importante diagnosticar cuanto antes este tipo de lesiones, principalmente las de rodilla. El motivo es el derrame que se produce siempre tras una lesión de este tipo y que dificulta un correcto diagnóstico de la lesión", añade el especialista.

Así pues, las lesiones meniscales, lesiones ligamentosas y fracturas, son los precances más habituales cuando se practican estos deportes de invierno, aunque también se pueden producir otras no tan habituales como la luxación de la rodilla, lesión muy grave y que requiere tratamiento urgente.

"Lo más importante es realizarse un autochequeo de las zonas que más nos duelan, porque puede suceder que una contusión en el momento del accidente no presente síntomas y sea al poco tiempo cuando comenzamos a presentar las limitaciones. Si tras la autoexploración estamos bien y podemos movernos por nuestros medios, se recomienda acudir a los centros médicos de las pistas. En caso contrario hay que avisar a los servicios de auxilio en pista y esperar a que sean ellos los que nos trasladen”, asegura.

Cómo evitar lesiones esquiando

El doctor Jordá recomienda tomar las siguientes precauciones si vamos a practicar esquí a lo largo de la temporada y todo comienza con una adecuada preparación física:

  • Entrenar unas semanas antes con el objetivo de fortalecer la musculatura que más utilizamos en este deporte realizando por ejemplo ciclismo, ejercicio aeróbico o natación.
  • Calentar antes de comenzar y estirar al finalizar la jornada de esquí.
  • Aprender bien la técnica siempre asesorado por monitores y profesionales antes de subir a las pistas.
  • No esquiar en condiciones ambientales adversas ni por terrenos no señalizados.
  • Comprobar las fijaciones y ajustarlas al peso y nivel de destreza para que si se produce una caída se suelten y así evitar fracturas y lesiones de ligamentos.
  • No tomar alcohol para que no disminuyan los reflejos y evitar la deshidratación que provocan las bebidas alcohólicas.
  • Parar cada cierto intervalo de tiempo para relajar músculos y articulaciones.
  • Usar siempre un casco homologado para evitar lesiones craneoencefálicas.