Deporte y Vida

NUTRICIÓN

La genética puede determinar la tolerancia a comer ciertas verduras

Una investigación a cargo de expertos de la Universidad de Kentucky(EEUU) concluye que un gen específico, llamado TAS2R38, provoca que ciertos compuestos de las verduras tengan un sabor amargo.

sabir, genética, verduras, amargo, nutrición
as.com

Una nueva investigación a cargo de expertos de la Universidad de Kentucky(EEUU), presentada enlas Sesiones Científicas de la Sociedad Americana del Corazón 2019, concluye que un gen específico, llamado TAS2R38, provoca que ciertos compuestos de las verduras tengan un sabor amargo, lo que podría dificultad para algunas personas en riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) agregar vegetales saludables para el corazón a su dieta.

"Elegir una dieta saludable para el corazón es una forma de reducir el riesgo de ECV. Pero el sabor es un factor importante en la elección de alimentos, lo que hace que este descubrimiento sea útil para los proveedores que necesitan guiar los hábitos nutricionales de sus pacientes", explica Jennifer L. Smith, principal autora de la investigación.

Todas las personas heredan dos copias de un gen de sabor llamado TAS2R38. Aquellas que heredan dos copias de la variante llamada AVI no son sensibles al sabor amargo de ciertos químicos. Los que tienen una copia de AVI y otra llamada PAV perciben los sabores amargos de estos químicos, sin embargo, las personas con dos copias de PAV, a menudo llamadas 'súpercatadores’, encuentran los mismos alimentos excepcionalmente amargos.

"El brócoli, las coles de Bruselas y el repollo suelen ser los mayores culpables de que las personas con el gen ‘súpercatador’ muestren un fuerte rechazo, aunque no es nada extraño que otro tipo de alimentos como el chocolate negro, el café y, a veces, la cerveza también se encuentren en su lista negra”, añade la investigadora.

Menos probabilidades de comer verduras

El estudio contó con la participación de 175 personas (más del 72% eran mujeres) con una edad promedio de 52 años. Aquellos individuos con la variante PAV del gen tenían una probabilidad dos veces y media menor de consumir muchas verduras por lo que a priori, la experta aboga por combatir esa problemática a través de la variedad.

El sabor importa cuando se trata de alterar tu dieta. Si no apelas a tus gustos cuando haces cambios en la dieta, puede ser difícil mantenerlos. Esta investigación ayuda a comprender que el sabor es una característica importante de la elección de alimentos, que puede tener un gran impacto en la atención al paciente", concluye Smith.