Deporte y Vida

SALUD

Un envejecimiento saludable es posible, según los expertos

El congreso internacional 'Longevity World Forum', concluye con una máxima: 'es posible modificar la manera de envejecer, siempre mediante una actuación temprana y personalizada'.

longevity world forum
as.com

En Valencia se ha celebrado esta semana el 'Longevity World Forum', donde se ha abordado la innovación en longevidad, un tema que ha servido para mostrar que los avances en este ámbito que no solo vendrán de la mano de la biología, sino también de la ingeniería y la tecnología, han avisado los expertos.

"La eterna juventud no es un objetivo realista, pero empieza a haber acciones basadas en evidencias científicas para frenar o retrasar el envejecimiento", afirma el catedrático de genómica y miembro del comité organizador, Manuel Pérez Alonso.

Ciencia al servicio de la salud

En el Congreso se han compartido ejemplos sobre cómo la inteligencia artificial es clave para interpretar datos acerca del estado de salud de las personas. "El pleno desarrollo de dicho potencial requiere una inversión desde el sector privado, pero también del apoyo por parte del sector público a través de políticas que aseguren una buena calidad de vida, sobre todo teniendo en cuenta que somos una sociedad cada vez más envejecida y que la edad es el principal factor de riesgo para todas las enfermedades crónicas", ha apuntado Pérez Alonso.

El caso de Liz Parrish

En Valencia ha estado también Liz Parrish, la "paciente cero" de la primera terapia génica contra el envejecimiento, la cual no cuenta actualmente con la validez de ningún organismo científico internacional.

La importancia de Parrish radica en lo representa. Fundadora y directora ejecutiva de BioViva Science, se sometió el pasado 2015 a dos terapias génicas experimentales que estaba desarrollando su propia compañía, convirtiéndose así en la “paciente cero” que ha demostrado el éxito de la activación de la telomerasa en un ser humano.

Durante su intervención Liz Parrish informó sobre el método AAV (Adeno Associated Virus), que integra fragmentos de ADN preprogramados en el ADN nuclear para estimular la producción de determinadas proteínas que dejan de producirse con el envejecimiento y que son necesarias para retrasar la aparición de enfermedades crónicas asociadas a la vejez.

Además, ha dado a conocer una investigación que BioViva Science está realizando junto con la Universidad Rutgers de Nueva Jersey (Estados Unidos) para diseñar una “vacuna rejuvenecedora” que no implica una edición del genoma y provoca una mínima respuesta inmune.