Deporte y Vida

SALUD

Médicos, inteligencia artifical, máquinas... ¿quién ganará?

Ha surgido una campaña que busca fijar como Patrimonio Cultural de la Humanidad la relación médico - paciente, pese a la situación actual de la Sanidad, y la cada vez mayor presencia de la tecnología.

médicos tecnología
as.com

Es muy cómodo abrir una aplicación, preguntar a un médico, incluso mandar una foto, y que te contesten. Y dado que no podemos tener el teléfono de nuestro médico favorito y poder llamarle las veces que queramos, la tecnlogía ha empezado a ganar terreno en la relación no sólo paciente - doctor, sino también en la relación de búsqueda de cita, modificación, etc... sin hablar de la información, claro.

Es por ello que el doctor Patricio Martínez, presidente honorífico del Consejo Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y principal impulsor de la iniciativa para reconocer la relación médico - paciente como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, ha reivindicado la importancia de los profesionales en la Medicina actual, pese a los avances tecnológicos realizados en las últimas décadas.

Humanización del trato

"Debemos volver a poner la relación médico - paciente en el centro, a través de la humanización, como defendía Gregorio Marañón", ha defendido el decano de la Facultad de Medicina de la UAM, Juan Antonio Vargas Núñez, quien ha comentado que la obra es "muy especial y excepcional".

"La relación médico - paciente es la esencia de nuestro trabajo. Sin paciente, no hay médico", ha añadido al respecto el presidente electo de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), Antonio Zapatero.

Sobre la campaña que busca fijar como Patrimonio Cultural de la Humanidad la relación médico - paciente, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha señalado que gracias a sus continuas reivindicaciones "se está convirtiendo en una necesidad. Tenemos que recobrar la esencia de ser médico", ha pedido, reivindicando que esta obra supone "la mejor herramienta" para afrontar la iniciativa que, finalmente, podría conseguir el reconocimiento de la relación entre profesionales y ciudadanos.

Y es que en muchas ocasiones, los médicos no levantan la vista, no preguntan más allá de un dolor, no se paran a ver si la persona entra nerviosa, llorosa, agobiada... y tal vez sólo necesitan escuchar, tranquilo, todo va a salir bien. Y ese es el trato humano que deben reivindicar, y recordar, y que tan bien hace a los pacientes, sean de la edad que sean, tengan la dolencia que tengan.