Deporte y Vida

SALUD

Descubren un mecanismo capaz de preservar la masa muscular

Una investigación cargo de expertos de la Universidad de Saborna (Francia) posibilita nuevas estrategias terapéuticas para prevenir la sarcopenia, el deterioro muscular asociado con el envejecimiento.

sarcopenia, enfermedad, salud, ejercicio físico, dieta, musculatura, fuerza
as.com

La sarcopenia es una enfermedad progresiva y generalizada del músculo esquelético, el tejido más abundante del cuerpo humano (alrededor del 40%) que juega un papel fundamental en la locomoción y las funciones vitales, caracterizada por una disminución de la fuerza muscular, de la masa muscular y finalmente del rendimiento físico lo que acaba traduciéndose con el tiempo en fracturas, discapacidad física, aumento de ingresos hospitalarios, empeoramiento de la calidad de vida y mortalidad, sobre todo en personas mayores de 65 años.

Un panorama que puede cambiar sustancialmente tras una nueva investigación a cargo de expertos de la Universidad de la Soborna (Francia), que han descubierto un mecanismo capaz de preservar la masa muscular, lo que puede constituir una vía prometedora para prevenir la sarcopenia a través del del desarrollo de estrategias terapéuticas contra el deterioro muscular asociado con el envejecimiento.

Los científicos identificaron en su investigación, publicada en la revista 'Science Translational Medicine', una proteína al estudiar los músculos jóvenes y envejecidos en ratones, denominada CaVbeta1E, que activa el factor GDF5, un mecanismo que promueve la prevención de la sarcopenia al mantener la masa muscular y la fuerza, y que abre una esperznadora vía al ser localizada la proteína también en humanos y su correlación con la pérdida de masa muscular de los ancianos.

La masa muscular depende de la inervación y del acoplamiento de excitación (nervio) -contracción (músculo). Puede variar de acuerdo con los cambios ambientales, aumentar (hipertrofia), como después del entrenamiento muscular, o disminuir (atrofia) como durante la inmovilización prolongada, daño nervioso, en un contexto patológico o durante el envejecimiento. La respuesta del músculo a la atrofia es el establecimiento de mecanismos moleculares que tienden a limitar su pérdida.

Más fuerza sin pérdida de masa muscular

Durante el envejecimiento, el mecanismo que involucra la proteína CaVbeta1E se ve afectado, lo que provoca la incapacidad del músculo para responder a su pérdida de masa. El equipo probó la eficacia de la sobreexpresión de CaVbeta1E o GDF5 en ratones de 78 semanas (el equivalente a 70 años en humanos). Después de varias semanas de tratamiento, los ratones ya no perdieron masa muscular y ganaron fuerza.

Actualmente, la sarcopenia se puede prevenir fundamentalmente a través del ejercicio físico y una dieta sana, con una adecuada ingesta de calorías y proteínas, siendo incluso necesaria la suplementación en algunos casos. En cuanto al ejercicio físico, en pacientes con sarcopenia, la prescripción de ejercicios de resistencia se ha demostrado efectiva para mejorar la masa muscular, la fuerza y la función física. La actividad física debe producir la contracción del músculo esquelético mediante el uso de resistencia externa como pesas, bandas de terapia elástica y el peso corporal en sí.

Tras los nuevos hallazgos, el equipo de investigadores de la universidad francesa está trabajando en aplicaciones pre y clínicas que pueden preservar la masa, la fuerza y la calidad del músculo durante el envejecimiento, independientemente de la dieta o del ejercicio físico.