Deporte y Vida

SALUD

La resistencia a los antibióticos aumenta a un ritmo demoledor

Una investigación concluye que la resistencia a los antibióticos de uso común para el tratamiento de bacterias dañinas relacionadas con diversas afecciones estomacales se ha duplicado en 20 años.

antibióticos, bacterias, resistencia, infecciones, enfermedades, salud
as.com

"La resistencia a los antimicrobianos es uno de los riesgos de salud más urgentes de nuestro tiempo y amenaza con deshacer un siglo de progreso médico. Todos los países deben lograr un equilibrio entre garantizar el acceso a los antibióticos que salvan vidas y disminuir la resistencia a los medicamentos, reservando el uso de algunos antibióticos para las infecciones más difíciles de tratar”.

Estas palabras de Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, resumen la preocupación existente sobre uno de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad en materia de salud. Y es que, La resistencia a los antibióticos, que ocurre cuando las bacterias desarrollan la capacidad de sobrevivir a la exposición a medicamentos diseñados para matar o detener su crecimiento, es una de las mayores amenazas en la actualidad.

De hecho, la resistencia a los antibióticos causa más de 750.000 muertes cada año y, sin una acción urgente, se espera que este número aumente drásticamente en el futuro. No en vano su uso excesivo o mala utilización provoca que la capacidad de las bacterias, parásitos, virus y hongos para resistir la acción de los medicamentos amenaza con evitar que se puedan tratar fácilmente infecciones como la neumonía, la tuberculosis, la gonorrea o la salmonelosis, en otras.

Helicobacter pylori

La última constatación de que nos encontramos ante un problema de proporciones importantes es una nueva investigación presentada en la reunión de la United European Gastroenterology UEG Week 2019, que se celebra en Barcelona, y que concluye que la resistencia a los antibióticos de uso común para el tratamiento de bacterias dañinas relacionadas con diversas afecciones estomacales se ha duplicado en 20 años.

En concreto,Francis Megraud, profesor de Bacteriología en la Universidad de Burdeos y jefe del Laboratorio de Bacteriología en el Hospital Pellegrin de la ciudad francesa, ha liderado un estudio que analizó 1.232 pacientes de 18 países de toda Europa, y cuyo objetivo era investigar la resistencia a los antibióticos que se toman regularmente para la infección por 'Helicobacter pylori' (H. pylori), una bacteria dañina asociada con úlcera gástrica, linfoma y cáncer gástrico y considerada de alta prioridad para la investigación y el desarrollo de antibióticos por la Organización Mundial de la Salud.

Y los resultados del trabajo hacen crecer la preocupación ya que la resistencia a la claritromicina, uno de los antibiótico más establecidos utilizados para erradicar el 'H. pylori', había aumentado del 9,9% en 1998 al 21,6% el año pasado, y también se observaron aumentos en la resistencia a la levofloxacina y el metronidazol.

"La infección por 'H. pylori' ya es una condición compleja de tratar, que requiere una combinación de medicamentos. Con tasas de resistencia a los antibióticos de uso común, como la claritromicina, que aumenta a un ritmo alarmante de casi 1 % por año, las opciones de tratamiento para 'H. pylori' se volverán progresivamente limitadas e ineficaces si no se desarrollan estrategias de tratamiento novedosas. La reducción de la eficacia de las terapias actuales podría mantener las altas tasas de incidencia de cáncer gástrico y otras afecciones como la enfermedad por úlcera péptica, si la resistencia a los medicamentos continúa aumentando a este ritmo", explica el experto francés.