Deporte y Vida

SALUD

10 pautas que pueden ayudarte a conciliar el sueño y descansar

Seguir unos sencillos consejos puede lograr que el cuerpo sea capaz de adaptarse para afrontar la noche con el objetivo de conciliar el sueño y dormir bien, algo de vital importancia para nuestra salud.

sueño, dormir, salud, higiene del sueño, enfermedades cardiovasculares, obesidad, estrés
as.com

Cada vez existen más evidencias de que determinadas patologías como obesidad, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, y otros trastornos metabólicos pueden tener su génesis en dificultades para conciliar el sueño. De igual forma la pérdida de concentración o la dificultad para procesar información, hasta una menor agilidad mental o problemas de memoria, y un peor estado de ánimo, están causadas por la problemas relacionados una deficiente higiene del sueño.

No dormir un número de horas adecuado, la irregularidad de los horarios o la propia calidad del sueño, están detrás del creciente problema que supone para mucha gente no descansar bien y que, como hemos comentado tiene importantes implicaciones para la salud por lo que no está de más seguir una serie de sencillos consejos que pueden suponer la diferencia entre una noche plácida o de insomnio.

10 pautas sencillas para conciliar el sueño

  • Evitar las siestas ayudará a conciliar el sueño por las noches y será más reparador.
  • Limitar el consumo de alcohol, bebidas energeticas y cafeína.
  • Es aconsejable evitar también la nicotina antes de irse a dormir, ya que tiene un efecto estimulante en el organismo.
  • Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, es una gran aliada del sueño. Antes de acostarse, la cena debe ser ligera y debe hacerse al menos una hora antes de meterse en la cama.
  • La práctica de ejercicio físico y la realización de actividades también ayudará a conciliar el sueño,
  • A pesar de ser muy recomendable hacer deporte, preferiblemente de intensidad moderada, conviene practicarlo al menos tres horas antes de acostarse.
  • Limitar el uso de teléfonos móviles, tabletas u ordenadores portátiles antes de meterse en la cama ya que la luz que desprenden las pantallas inhibe la acción de la hormona melatonina, la responsable de prepararse para dormir.
  • Contar con un colchón cómodo, una temperatura ambiental de entre 18ºC y 20ºC, ausencia de ruidos y oscuridad total, en la medida de lo posible, ayudará a mantener el cuerpo relajado y mejorar tanto la calidad como la cantidad de sueño.
  • Es recomendable utilizar la habitación únicamente para dormir, de manera que el cerebro asocie ese espacio para el sueño, y no para otras tareas como trabajar con el ordenador o ver una serie.
  • Establecer algunas rutinas a modo de ritual de desconexión puede ser útil: leer durante unos minutos, tomar una infusión o leer un cuento a los hijos, son algunos ejemplos.