Deporte y Vida

APNEA DEL SUEÑO

425 millones de personas tienen apnea obstructiva del sueño

Por la noche, el síntoma más frecuente de la apnea del sueño es el ronquido que se suele acompañar de paradas de la respiración, lo que puede derivar en accidentes cerebrovasculares.

apnea del sueño
as.com

Roncar es normal, es algo que hacemos todos en algún momento de nuestra vida. Pero si le añades que te quedas privado de respiración durante segundos, empieza a ser más preocupante. Sobre todo, porque tú no te darás cuenta, sólo notarás que te despiertas como si te faltara el aire, pero no sabrás por qué. Si duermes acompañado, la preocupación es de la pareja, que ve como a los ronquidos se le añade que, por momentos, dejas de respirar. Es posible que tengas apnea del sueño, una enfermedad respiratoria peligrosa.

Según las últimas estimaciones publicadas este verano a nivel mundial en The Lancet Respiratory Medicine, 936 millones de personas entre 30 y 69 años tienen apnea obstructiva del sueño de intensidad leve a moderada y 425 millones de intensidad moderada a severa.

¿Qué es la apnea del sueño?

El síndrome de apnea obstructiva del sueño se define por la aparición repetitiva de apneas o hipopneas durante el sueño de tipo obstructivo por colapso de la vía aérea superior. “Se mide con un índice, el IAH, que se calcula dividiendo el número total de apneas e hipopneas registradas por el tiempo en minutos y multiplicado por 60. Si obtenemos un valor entre 5 y 15 será leve, por encima de 15 y hasta 30 moderado, y por encima de 30 grave”, sostiene la doctora Carrasco. En los adultos, el signo más determinante es la somnolencia diurna excesiva, que suele ir acompañada de mal carácter ante la falta de descanso.

“En los pacientes obesos se produce un estrechamiento de las vías aéreas y un exceso de carga mecánica debido al aumento de la grasa depositada en las paredes faríngeas y en la lengua lo cual hace disminuir el volumen de la luz. Además, hay una compresión externa de las masas de grasa localizadas superficialmente que sobrecarga la función de los músculos. Por otro lado, el depósito graso localizado entre las fibras musculares de la faringe contribuye a reducir su capacidad de contracción. También hay que tener en cuenta que, el volumen pulmonar, uno de los factores importantes que favorecen la tensión de los músculos faríngeos, está disminuido en los pacientes obesos, especialmente en la posición de supino. Todo esto hace que la vía aérea se cierre durante el sueño y baje el oxígeno de la sangre porque el aire no puede llegar a los pulmones”, subraya la doctora Marina Carrasco, presidenta de la Comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño de la SEORL-CCC.

Pero no sólo ocurre en pacientes obesos, personas delgadas y con una alimentación saludable, y ejercicio moderado, también lo pueden sufrir. Ese 'cerramiento' de las vías aéreas tiene más factores que conviene analizar.

Apnea del sueño y muerte

Y es que desconectar que se tiene la enfermedad puede aumentar el riesgo de muerte. Con motivo del Día Nacional de la Apnea del Sueño, la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), a través de su Comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño, ha iniciado una campaña online en su web, www.seorl.net, para concienciar sobre la importancia de controlar los factores de riego y del diagnóstico precoz de esta patología, de la que se calcula que puede haber más de un millón de personas en España sin diagnosticar ni recibir tratamiento.

Otros factores de riesgo generales que aumentan las posibilidades de sufrir esta patología son el alcohol, el tabaco y la toma de determinados fármacos. “Además, sabemos que es más frecuente en los varones, pues las mujeres presentan una mayor resistencia faríngea que los hombres y la prevalencia se incrementa con la edad en ambos sexos”, apunta la doctora Carrasco.

Dormir con una máquina te salva la vida

El diagnóstico precoz de la apnea del sueño es de suma importancia, según destacan en la SEORL-CCC, ya que los pacientes con SAHS grave tienen mucho mayor riesgo de morbimortalidad cardiovascular que el resto.

“Esto significa que en 10 ó 15 años si no se tratan hasta el 40% pueden tener un desastre fatal y morir. Sin embargo, el riesgo de los pacientes que se tratan con CPAP y cumplen con el tratamiento, es mucho menor. Una de las herramientas útiles para el screening diagnóstico es el test de STOP-BANG, que permite obtener datos demográficos y antropométricos del paciente, así como información relacionada con el sueño.

Una de las pruebas que ha mejorado el diagnóstico en los últimos años es la somnoscopia o DISE (Drug Induced Sleep Endoscopy) que permite visualizar la vía aérea con un fibroscopio mientras el paciente está sedado por medio de fármacos, de modo que se observan las zonas que provocan el ronquido y el cierre de la vía aérea casi como ocurre cada noche. “Nos indica el punto exacto en el que el paciente tiene la obstrucción lo que facilita su correcto diagnóstico y la selección del tratamiento más adecuado”, explica la doctora Carrasco.