Deporte y Vida

SALUD

ChemSex: la peligrosa mezcla de sexo, drogas y alcohol

Aumento de infartos cerebrales y de miocardio, contagio de enfermedades de transmisión sexual de manera rápida; trastornos psicológicos, y un perfil cambiente de drogadicto es el nuevo usuario.

chemsex
as.com

Quedadas con desconocidos para desfasar. Con drogas, alcohol y sexo sin protección. Es una de las últimas tendencias entre los jóvenes, y no tan jóvenes, que se conectan a diferentes aplicaciones para conocer gente y ya en su perfil detallan el tipo de droga y sus hábitos sexuales. Quiens las practican admiten al menos tres drogas diferentes.

La mezcla para la salud a corto plazo es terrible, pero a largo plazo, se está poniendo en serio peligro el regreso de enfermedades controladas, problemas de fertilidad, y padecer graves consecuencias médicas, infartos y muerte en personas jóvenes por coma. Sin el olvidar la parte psicológica de esta adicción. Una 'tendencia' que comenzó en Reino Unido, según New Scientist, y se ha extendido por todo el mundo.

Hablamos para Deporte y Vida con el doctor Joaquín Descals Gilabert, Psiquiatra y Director médico de Triora Alicante, miembro de Top Doctors, sobre los peligros para la salud de mezclar drogas, alcohol y sexo con desconocidos.

"Aparte de los riesgos inherentes a las propias drogas, el efecto estimulante y desinhibidor de éstas favorece relaciones sexuales más extensas y una menor percepción del peligro y como consecuencia de ello, disminuye el uso de medidas de protección en las relaciones sexuales, aumentando las probabilidades de exponerse al VIH, a la hepatitis C y al resto de enfermedades de transmisión sexual (ETS)", nos cuenta.

¿El hecho de que haya vacunas y medicamentos para casi todo nos aleja de la realidad de las enfermedades?

"El hecho de que el VIH se pueda tratar médicamente, equiparándose en el mundo desarrollado a padecer una enfermedad crónica, produce ya de por sí una disminución de la percepción del riesgo para la salud y por tanto, una relajación en el uso de medidas de protección, la cual todavía es mayor cuando se combinan drogas y alcohol.

¿Los infartos en jóvenes pueden llegar a tener relación con llevar al cuerpo a estos extremos de drogas y alcohol?

"La interacción de varias drogas psicoactivas como las que se utilizan en el chemsex, hace que, entre otras consecuencias físicas, aumente el riesgo de padecer infarto cardíaco y cerebral. Otros riesgos físicos que aumentan a mayor número de drogas consumidas conjuntamente (la mitad de los que practican chemsex, declaran el uso de 3 drogas o más) son, cambios hormonales, neurológicos y vasculares, pudiendo llevar en algunos casos al coma y a la muerte.

¿Una adicción a una de las tres partes puede tapar las otras, bien al sexo, bien al alcohol, bien a las drogas?

"La adicción es una y cuantas más sustancias y comportamientos adictivos se combinen, mayor gravedad, más dificultades en el tratamiento y peor pronóstico. Si se concibe la adicción como una única enfermedad crónica en la cual se afecta la salud física, la psicológica y se produce una pérdida de valores, en el tratamiento será necesario abordar estos 3 aspectos clave, requiriendo por tanto, un tratamiento holístico y multidisciplinar.

¿Cuándo deberíamos empezar a prevenir en niños y adolescentes sobre el peligro real de las drogas?

"Las familias y el ámbito escolar son el principal factor protector frente al consumo en los menores, por lo que es necesario seguir implicándolos en esta tarea. A nivel social, se necesita incidir más sobre las condiciones sociales que promueven el consumo a través de programas de prevención ambiental. La detección precoz y la prevención con los más vulnerables será una prioridad para el sistema educativo y sanitario, siendo imprescindible la colaboración entre ambos para dicho fin.

¿El perfil de adicto a las drogas está cambiando? 

"En el caso del chemsex, aunque inicialmente se ha presentado con mayor frecuencia entre hombres que tienen sexo con hombres, actualmente se observa que se puede presentar en cualquier persona que utiliza drogas para tener sesiones de sexo desenfrenado y de larga duración. Los efectos negativos del chemsex son los mismos, independientemente del género o la orientación sexual. Por tanto, aunque hay determinados tipos de adicciones que se dan más en unos colectivos que en otros, la adicción puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad.

¿Qué esconde esta triple mezcla?

"Las razones para acercarse a práctica del chemsex son múltiples, pero en cualquier caso, similares a cualquier adicción. En el caso concreto de estas prácticas, las razones pueden ser desde la necesidad de sentirse sexualmente más liberado y superar problemas de pudor o vergüenza, evadirse de problemas pasados o la soledad, la búsqueda de pertenencia a un grupo o incluso la afirmación sexual, entre otras. Independientemente de las causas subyacentes, será imprescindible en el tratamiento de la adicción, que el sujeto adicto pueda encontrar una salida diferente a su propio malestar que no sea la de matarse consumiendo.