Deporte y Vida

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA

Ciguatera: aumentan los casos en Europa por el consumo de pescado contaminado

La ciguatera es una forma común de intoxicación alimentaria de bajo riesgo, aunque difícil de detectar, causada por la ingesta de pescado contaminado con ciguatoxinas y es endémica de las regiones tropicales.

intoxicación alimentaria, pescado contaminado, alerta alimentaria, salud
as.com

La Organización de Concumidores y Usuarios se ha hecho eco de una alerta emitida por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) alertando sobre el aumento de casos de ciguatera en Europa. En concreto, las autoridades europeas han reportado un incremento del 60% en los últimos 10 años, mientras que a nivel mundial se notifican unos 50.000 casos al año, aunque se estima que el número de afectados puede alcanzar el medio millón.

La ciguatera es una forma común de intoxicación alimentaria de bajo riesgo, aunque difícil de detectar, causada por la ingesta de pescado contaminado con ciguatoxinas y es endémica de las regiones tropicales. Como hemos indicado, el mayor peligro radica en que puede pasar totalmente desapercibida porque el pescado no presenta un sabor, olor o color concretos.

El aumento de viajes internacionales a países endémicos, de temperatura de las aguas como consecuencia del cambio climático y de importaciones de productos de países endémicos debido a la globalización del mercado son algunas de las causas que se barajan para explicar el repunte de casos en Europa, cuyas autoridades pusieron en marcha en 2015 el programa EuroCigua, debido al aumento detectado de casos.

De igual forma, la ciguatoxina se ha detectado en peces como pez vela, aguja, mero, pargos, dorada o barracuda, sobre todo en Madeira, las Islas Canarias y las Islas Baleares. En Alemania también se producen unos 20 casos por año desde 2012 de esta intoxicación alimentaria debido a la importación de pescado contaminado.

La ciguatera es más propia de regiones tropicales.

La ciguatera se manifiesta a través de diversos síntomas gastrointestinales, cardiovasculares y neurológicos. Si la persona afectada por ciguatera no recibe tratamiento, los síntomas neurológicos pueden persistir y llegar a confundirse con los de la esclerosis múltiple”, explica OCU. Los síntomas, entre los que se encuentran náuseas, vómitos, diarrea, molestias musculares o picores, entre otros, pueden manifestarse casi de inmediato, aunque es normal que pasen unas horas.

¿Cómo prevenir la ciguatera?

Para minimizar el riesgo de intoxicación alimentaria por ciguatera, desde AESAN recomiendan a las personas que se encuentren en zonas de riesgo que:

  • No coman pescados de gran tamaño, puesto que el peligro puede ser mayor.
  • Eviten consumir vísceras, huevos, pieles y cabezas de pescado.
  • Si se dedican a la pesca, no lo hagan en zonas sospechosas de estar contaminadas con microalgas.

Estas advertencias deben tenerse en cuenta durante todo el año, ya que la intoxicación por ciguatera no es algo estacional.