Deporte y Vida

ENFERMEDADES

Síndrome de Reiter: la dolorosa enfermedad de Nacho Vidal que le ha retirado del porno

Después de desmentir que era portador del VIH, el actor ha confirmado que sufre una enfermedad también conocida como artritis reactiva y que le obliga abandonar el cine para adultos.

síndrome de Reiter, enfermedad, salud, artritis reactiva, Nacho Vidal, porno, cine para adultos
@nachovidalxxx

Después de 25 años dedicado a la industria del cine para adultos, Ignacio Jordá (45), más conocido como Nacho Vidal, ha confirmado en su canal de Youtube, que abandona definitivamente las grabaciones tanto como actor o productor. Y el motivo no es otro que el síndrome de Reiter, una dolorosa afección de la que fue diagnosticado hace unos meses y por la que ha vivido un auténtico calvario mientras además era el centro de las especulaciones por supuestamente ser portador del VIH. Extremo que el propio interesado desmintió también con una prueba grabada en video.

Según describe la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), el síndrome de Reiter o artritis reactiva es un trastorno autoinmune perteneciente al grupo de las espondiloartropatías seronegativas y caracterizado por la triada clásica compuesta de artritis, uretritis y conjuntivitis. Tiene una prevalencia estimada de 1/30.000 y es es más común en hombres. La edad de aparición es muy variable, pero existe un pico entre los 15 y los 35 años.

La artritis reactiva es considerada una enfermedad reumática y su origen se atribuye a la interacción de diversos factores genéticos (como el antígeno HLA-B273) y ambientales, que causan una reactividad inmunitaria anormal ante ciertos patógenos bacterianos como Chlamydiae, Salmonella, Shigella, Yersinia o Campylobacter.

Su primera manifestación suelen ser síntomas urinarios (poliuria y disuria). La artritis, manifestada con dolor, tumefacción e inflamación, aparece generalmente varias semanas o meses después de los primeros síntomas. Afecta a una articulación (rodilla) o a varias articulaciones principales (rodillas, tobillos o dedos del pie). Los problemas oculares incluyen conjuntivitis con eritema, sensación de quemazón, lagrimeo y fotofobia. Otros síntomas adicionales pueden ser erupciones cutáneas escamosas en pies o manos, alteraciones de las uñas, diarrea, balanitis, fiebre, pérdida de peso, y úlceras de la boca. En la mayoría de pacientes, los síntomas duran de 1 a 6 meses”, explica FEDER.

"Sufrí muchísimo"

Y algunos de esos síntomas son los que ha padecido Nacho Vidal en los últimos meses como él mismo reconoce. “Tengo una enfermedad que contraje hace 7 meses que se llama síndrome de Reiter. Es una enfermedad que yo contraje sin darme cuenta, hace mucho tiempo, a lo largo de toda la historia del porno, cogiendo gonorreas y clamidias, que he sufrido unas 50 veces en cada caso”, explica el actor.

“En su momento tuve fiebre alta, prostatitis y una hinchazón en la mano. Estuve encerrado en mi casa 4 meses y dos semanas sin dormir porque los dolores fueron a más por todo el cuerpo. De hecho estuve tomando opiáceos y tuve que inyectarme morfina. Visité a seis médicos diferentes sin que fueran capaces de darme un diagnóstico claro hasta que uno logró identificar lo que me sucedía. Sufrí muchísimo e incluso estoy en trámites de pedir la minusvalía porque no puedo trabajar. Me siguen dando brotes y continúo con la medicación. Afortunadamente poco a poco he ido saliendo del bache y ahora me encuentro en un momento en el que me quiero reinventar. Me tengo que reinventar. He decidido dejar atrás la industria del porno”, concluye Nacho Vidal.

Tratamiento del síndrome de Reiter

El tratamiento del síndrome de Reiter trata de erradicar la infección subyacente con antibióticos y de reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones a través de analgésicos, esteroides e inmunosupresores, asociados a reposos, protección de las articulaciones y ejercicios especiales. El pronóstico es variable. Dos tercios de los pacientes desarrollan un dolor articular y de la región lumbar prolongado o una entesopatía tras una artritis reactiva grave. En el 30% de los casos pueden desarrollarse graves secuelas crónicas. Sin embargo, la mayoría de pacientes tiene una esperanza de vida normal y una calidad de vida casi normal.