Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

El calendario profesional pone en riesgo la salud de los futbolistas

El sindicato internacional de futbolistas ha avisado del riesgo en la salud de los jugadores de alto nivel por las exigencia de un calendario cada más comprimido y ha elaborado un estudio en el que remarca que los futbolistas tienen cada vez periodos de descanso más cortos.

lesion messi
MIGUEL RUIZ DIARIO AS

Viajes cortos, largos y transoceánicos; husos horarios diferentes; entrenamientos a unas horas y partidos profesionales a otras; horarios diurnos, vespertinos y nocturnos; además de una carga de partidos ingentes, son las preocupacioens y algunas de las quejas del sindicato FIFPRO.

En un informe de 40 páginas, centrado en los profesionales masculinos, y elaborado a partir de encuestas a jugadores, declaraciones de los entrenadores, e informes médicos del sindicato internacional de futbolistas, se detallan la sobrecarga física y mental y el cambio de un modelo que está agotando a los profesionales.

El informe de FIFPRO: sus quejas

Bale es uno de los jugadores que más lesiones padece en el Real Madrid.

Hay jugadores que participan en casi 80 partidos al año: "estos jugadores participan en más del doble de partidos que los jugadores de primera y segunda división no internacionales. La sobrecarga de partidos afecta a numerosos jugadores de élite".

Muchos jugadores de élite participan en más de 60 partidos por temporada : "cuando no se alcanza esa cifra se debe principalmente a lesiones, eliminaciones tempranas o no clasificaciones para una competición".

La mayoría de futbolistas de élite juegan habiendo descansado menos de 5 días: "Hay una cantidad cada vez mayor de competiciones y partidos para clubes y selecciones nacionales. En consecuencia, la mayoría de partidos se juegan con un periodo insuficiente de descanso y recuperación, lo que aumenta el riesgo de lesión y acorta la duración de las carreras profesionales.

Los periodos de descanso en temporada y de desentrenamiento se acortan: "El efecto acumulado de las competiciones y un calendario repleto de partidos no solo acorta los periodos de descanso y recuperación, sino que también merma los importantes descansos de temporada y los periodos de desentrenamiento de los jugadores de élite.

Los jugadores de élite no europeos viajan mucho, sin tener descansos adicionales: "Debido a la naturaleza mundial del deporte, los jugadores cruzan numerosas zonas horarias para participar en partidos internacionales, pero en estos casos no disfrutan del descanso adicional que recomiendan los médicos profesionales".

Los ciclos de competición constantes ponen en peligro las carreras de los jugadores: "Los jugadores comienzan su trayectoria en la alta competición internacional a una edad cada vez más temprana y se exponen a periodos constantes de sobrecarga de partidos. En un ciclo de Copa del Mundo, algunos jugadores no disfrutan de ningún descanso real fuera de temporada".

Los intereses en las competiciones han llevado a un calendario fragmentado: "Los intereses económicos y los múltiples formatos de competición han conducido a un escenario de partidos fragmentado. La falta de armonización de los organizadores de competiciones, sumado a una mayor sed de fútbol de élite, están creando un entorno donde se pone en riesgo la salud y el rendimiento de los jugadores".

Ninguna parte por sí sola puede mejorar el calendario: "El riesgo que amenaza a los jugadores y las competiciones es grave. La complejidad de la cuestión exige un enfoque integral donde cada parte interesada debe contribuir a la creación de un mejor entorno de juego".

El Informe FIFPRO: las posibles soluciones

La preparación física es clave para afrontar el calendario sin lesiones.

  • Deben blindarse en el calendario descansos de temporada mínimos obligatorios (cuatro semanas en verano y dos semanas en invierno).
  • Debe introducirse un límite en la cantidad de partidos jugados con menos de cinco días de descanso.
  • Puede establecerse un límite de partidos para evitar que los jugadores sufran excesos y ayudarles a soportar la presión que impone al cuerpo y la mente un calendario demasiado apretado.
  • La cantidad de partidos jugados debe considerarse individualmente y no por equipo. El aumento del número de partidos debe implicar el reparto de estos entre más jugadores, de forma que se dé la oportunidad a otros de disponer de tiempo de juego. El incremento del tamaño de los equipos para este fin puede facilitar un diseño más flexible e innovador de las competiciones.
  • Debe introducirse un periodo mínimo de descanso para desplazamientos de larga distancia con las selecciones nacionales y clubes. Además, debe reducirse el número de viajes intercontinentales.
  • Debe vigilarse la carga de partidos de jugadores mediante la creación de un sistema de alerta temprana que ayude a los jugadores, equipos y organizaciones a planificarse de forma anticipada.
  • No deben introducirse partidos adicionales a los calendarios de competición a nivel nacional e internacional antes de implantar mecanismos para proteger a los jugadores.

Beneficio para la salud del descanso profesional

  • Un periodo de descanso de cinco días o más aumenta el rendimiento y las victorias en los partidos y disminuye la probabilidad de lesión.
  • Un periodo de recuperación muy breve entre partidos, menos de 72 horas, se asocia con más derrotas para sus equipos.
  • Un periodo de recuperación breve entre partidos,  96 horas o menos, se asocia con mayor riesgo de lesión en comparación con un periodo mayor de hasta cinco días.
  • Participación en dos partidos a la semana, con un tiempo de recuperación entre 72 y 96 horas entre ellos, conlleva un mayor riesgo de lesión en comparación con la participación en un partido por semana.

Los jugadores, a favor de aumentar el descanso

El año pasado se realizaron varias encuestas, y de las 543 respuestas recibidas sobre el Calendario Internacional de Partidos,

  • El 60% de los encuestados afirmaron que los vuelos largos nacionales e internacionales afectaban negativamente a su recuperación
  • El 85 % estaba a favor de un descanso dentro de temporada de 14 días.
  • El 64 % de los jugadores creían que no descansaban lo suficiente entre partidos.