Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Zampabollos: los españoles consumen 9 kilos de bollería y pastelería al año

Según los datos facilitados por la Asociación Española de la industria de la panadería, bollería y pastelería (Asemac), la producción, facturación y consumo siguen al alza en nuestro país.

salud, nutrición, dietas, bollería, pastelería
as.com

Cada español consume unos 9 kilos de productos de bollería y pastelería al año. Esa es una de las principales conclusiones del último informe hecho público por la Asociación Española de la industria de la panadería, bollería y pastelería (Asemac), que también ha reportado un incremento significativo en lo referente a producción y facturación en 2018.

Y es que, la producción alcanzó 178.000 toneladas, lo que significa que se ha duplicado en las últimas dos décadas, mientras que las ventas han sufrido un incremento del del 4,8% con respecto a 2017. Los datos contrastan con los registrados en el sector del pan, cuyo aumento ha sido mucho más modesto con 1,1% de facturación. Y es que, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo medio anual por persona y año se situó en los 31,77 kg, lo que representa un 2,4% menos respecto al periodo anterior.

Ultraprocesados

El problema asociado a los datos sobre bollería y pastelería es que hablamos en muchas ocasiones de productos ultraprocesados, es decir, preparaciones industriales elaboradas a partir de sustancias derivadas de otros alimentos que incluyen largas listas de aditivos (conservantes, colorantes, edulcorantes o potenciadores del sabor), con muy poco valor nutricional, que tienen un contenido rico en grasas, azúcar o sal y aportan una cantidad ingente de calorías.

Una tipológía de alimentos que se encuentra en la cúpside de la pirámide de la alimentación promovida por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), por lo que su consumo no es necesario en términos de nutrición y, en caso de hacerlo, se recomienda que sea de una forma ocasional, no más de una vez a la semana y de forma moderada.

Medidas de Asemac

Por su parte, Asemac se ha adherido al Plan de Colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas 2017-2020 impulsado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Fruto de ese acuerdo las empresas asociadas se comprometen a reducir un 5% el contenido mediano de azúcares totales en pastelito relleno con cobertura, pastelito relleno sin cobertura, bollo relleno sin cobertura, bollo sin relleno, rosquillas sin cobertura, rosquillas con cobertura, croissants y magdalenas. El compromiso también incluye la reducción de un 5% del contenido mediano de grasa saturada en rosquillas sin cobertura, rosquillas con cobertura y bollo con pepitas de chocolate.