Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Qué es el agua cruda y por qué debes tener cuidado

El agua cruda o de manantial es aquella que se consume embotellada en fábricas cercanas al lugar del que nace sin haber sido filtrada ni tratada, con el peligro que lleva para la salud.

agua cruda
as.com

Todos hemos bebido en algunas ocasiones de alguna fuente, o de un río, de un manantial, agua de un hilillo que sale entre piedras que nos ha hecho tener dolor de tripa. Nada grave, pero sí pasar a lo mejor un rato largo en el baño. Eso es el agua cruda, sin tratar, sin filtrar, agua de la naturaleza que a veces lleva bacterias que nuestro organismo no tolera.

Y se ha puesto de moda. En lugares tan dispares como Silicon Valley, por ejemplo, embotellan agua en vidrio y le dan una duración de un ciclo lunar. Pero no es seguro para nuestra salud. Y te contamos por qué.

El peligro de beber agua cruda

El agua puede estar contaminada con virus, bacterias o parásitos. No sólo naturales, heces de animales, contaminantes de pastos cercanos... sino también de fábricas que viertan sus residuo, localidades que viertan los deshechos al agua, que ocurre y mucho.

No es igual beber agua al inicio de un caudal que hacerlo sin saber por dónde ha pasado. Es algo que hay que tener muy en cuenta cuando uno se acerca a beber agua. No es igual beber agua del río Manzanares en la montaña en su nacimiento que hacerlo cuando pasa por la ciudad de Madrid al lado de la M-30.

Las pastillas potabilizadoras se venden en cualquier tienda especializada en montaña, y son una herramienta imprescindible para tener agua de calidad en cualquier excursión que uno haga y se encuentre un lago o un río. Llevan décadas utilizándose y es una de las herramientas más seguras y sencillas de no estropear un viaje. Dar un paso atrás es un peligro.

A la necesidad de eliminar el consumo de plásticos, estas aguas suelen ir en vidrio, pero mezclan conceptos. Y es peligroso.

Las fábricas que envasan el agua llevan controles de sanidad y seguridad alimentaria, beber agua de otras fábricas que no han pasado estos filtros pone en riesgo nuestra salud.

Una moda como otra que pone en peligro ciertos programas de concienciación de verdad a la sociedad sobre el beneficio del agua del grifo, filtrada, tratada, que busca reducir de verdad el consumo de plásticos, que los niños se acostumbren y evitan las bebidas azucaradas, y una manera de dar valor al agua sin cargar el bolsillo del consumidor y buscando el beneficio nutricional para la salud.

Diferentes estudios alertan de su peligro, una moda que quiere inspirarse en la naturaleza, pero ésta ya no es como era antes. Y si es el triple de cara por no ir tratada ni filtrada... algo pasa.