Deporte y Vida

NUTRICIÓN

El mito de las ostras afrodisíacas: realidad o ficción

La ostra es el afrodisíaco por excelencia; su alto aporte en zinc, lo convierte en el mejor aliado del apetito y la potencia sexual, entre otros grandes beneficios nutricionales.

ostras
as.com

Tal vez sea el hecho de comer sin cubiertos, tal vez sea la succión, tal vez la textura, el combinarlas con champagne, vino, limón, tabasco... pero lo cierto es que las ostras se asocian a momentos especiales y ahí empiza su erotismo. O no.

Vamos a tratar de descubrir qué hay de verdad en el mito de las ostras afrodisíacas. Y es que aunque su mejor época es la primavera (cuando se están reproduciendo), un estudio de la universidad de San Diego, Miami y Nápoles, ha desvelado que la composición de diferentes aminoácidos, convierten a estos bivalvos en alimentos afrodisíacos.

Por qué son afrodisíacas las ostras

  • La clave está en comerlos crudos
  • Ostras, almejas y mejillones tendrían efecto similar en nuestro cuerpo (aunque con diferente literatura, claro...)
  • Liberan testosterona y estrógenos
  • Tienen ácido aspártico D y NMDA (N-metil-D-aspartate)

Ostras y deporte

Hay más relacinado con las ostras. Se ha estudiado su relación con la resistencia, el entrenamiento, y la ingesta de 6 gramos ácido d-aspártico, y de momento no hay aumentos significativos.

Valor nutricional de las ostras

Zinc, contienen un alto contenido en zinc, relacionado con la fertilidad. De cada 100 gramos, 63 son de zinc, de ahí que el aporte natural se relacionado con la sexualidad y la reproducción.

Omega 3, un ácido graso relacionado también con el aumento de la vasodilatación, de ahí su posible relación con la sexualidad.

Vitaminas, A, B, C y D. La vitamina D afecta también a la fertilidad, por eso aumentar la ingesta de manera natural se relaciona con este tema de nuevo. Pero no sólo, ya que aumenta la producción de óxido nítrico, relacionado de nuevo con la vasoditalación.

Yodo, el yodo mejora los niveles de energía, y cuando uno se encuentra más fuerte tiene más ganas de todo. Regula también el colesterol, el crecimiento de uñas y cabello...

66 kcal por cada 100 gramos, por lo convierten a este alimento en ideal en dietas y un aliado perfecto para consumir en verano sin remordimientos, y con final feliz.