Deporte y Vida

SALUD

Un estilo de vida saludable puede compensar el riesgo genético de padecer demencia

Un estudio de la Universidad de Exeter (Reino Unido) concluye que el riesgo de demencia era un 32% más bajo en personas con un alto riesgo genético si hubieran seguido un estilo de vida saludable.

demencia, alzheimer, salud, enfermedades, hábitos sañudables, estilo de vida, dietas, ejercicio físico
as.com

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Exeter (Reino Unido), en colaboración con expertos de la Universidad de Michigan (EEUU), la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la Universidad de Australia del Sur, concluye que llevar un estilo de vida saludable puede compensar el riesgo genético de padecer demencia. En concreto, los expertos descubrieron que las probabilidades eran un 32% más bajas en personas con un alto riesgo genético si hubieran seguido un estilo de vida saludable.

De igual forma, aquellas personas con un alto riesgo genético y un estilo de vida cuestionable tenían casi tres veces más probabilidades de desarrollar demencia en comparación con aquellos con un riesgo genético bajo y unos hábitos más saludables.

"Este es el primer estudio que analiza en qué medida se puede compensar el riesgo genético de demencia adhiriéndose a un estilo de vida saludable. Nuestros hallazgos son emocionantes ya que demuestran que podemos tomar medidas para tratar de compensar nuestro riesgo genético de demencia. Mantener un estilo de vida saludable se asoció con un riesgo reducido de demencia, independientemente del riesgo genético", explica la doctora Elżbieta Kuźma, coautora del trabajo, que ha sido publicado en JAMA.

El estudio analizó datos de 196,383 adultos de ascendencia europea de más de 60 años y los investigadores identificaron 1.769 casos de demencia durante un período de seguimiento de ocho año, agrupando a los participantes entre quienes tenían riesgo genético alto, intermedio y bajo de demencia.

Genética y estilo de vida

Para evaluar el riesgo genético, los investigadores analizaron los datos publicados anteriormente e identificaron todos los factores de riesgo genéticos conocidos para la enfermedad de Alzheimer. Cada factor de riesgo genético se ponderó de acuerdo con la fuerza de su asociación con la enfermedad de Alzheimer. Por su parte, para evaluar el estilo de vida, los investigadores agruparon a los participantes en categorías favorables, intermedias y desfavorables según su propia dieta, actividad física, tabaquismo y consumo de alcohol.

Esta investigación ofrece un mensaje realmente importante que socava una visión fatalista de la demencia. Algunas personas creen que es inevitable que desarrollen demencia debido a su genética. Sin embargo, parece que puede reducir sustancialmente el riesgo de demencia si lleva un estilo de vida saludable", concluye el doctor David Llewellyn, principal autor del estudio.