Deporte y Vida

SALUD

Hipertensión: cómo medir la presión arterial y cuáles son los niveles óptimos

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que puede provocar importantes problemas de salud e incluso desembocar en la muerte por lo que conviene tener un mínimo control sobre ella.

hipertensión, presión arterial, dieta, ejercicio físico, tensiómetro, salud, enfermedades, hipertenso
as.com

La hipertensión arterial es uno de los principales problemas crónicos de salud y su peligro radica en el hecho de que no suele presentar síntomas por lo que hay muchas personas que no están diagnosticadas. Un hecho que obliga a no bajar la guardia ya que es un factor de riesgo en las enfermedades cerebrovascular e isquémica del corazón. La hipertensión arterial, como indica la Fundación Española del Corazón (FEC), se define como la elevación de forma continua o sostenida de los niveles de presión arterial, es decir, la presión que ejerce el corazón sobre las arterias para que conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo humano.

A pesar de que puede haber casos de hipertenson en la juventud e incluso la infancia, lo normal es que se manifieste a partir de los 40 años, tanto en hombres como en mujeres, sobre todo después de la menopausia. Por ello, los médicos recomiendan tomarse la presión arterial por lo menos una vez al año a partir de esa edad. Si los niveles son normales basta con seguir las medidas preventivas basadas principalmente en la adherencia a unos hábitos saludables y continuar con ese control anual. Pero si los niveles son elevados es cuando debemos consultar al médico para que pueda proceder al diagnóstico.

Niveles normales de presión arterial

Llegados a este punto conviene estar al tanto de los valores normales de presión arterial. Aunque depende de la edad, sexo o el estado de salud. Se considera que los valores normales son:

  • Presión sistólica (alta) de 135 mmHg, mientras que diastólica (baja) de 85 mmHg.
  • En casos concretos, cuando hay antecedentes de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares, enfermedad renal, diabetes o hipercolesterolemia los niveles deberán ser más bajos: 120-80.
  • Idealmente, los niveles de presión arterial asociados a una mayor longevidad y calidad de vida son 110-70, aunque es complicado alcanzar esas cifras, sobre todo en personas mayores.
  • Se considera que existe hipertensión arterial por encima de 140-90, aunque algunos expertos ya consideran unos niveles elevados a partir de 130-84.

Cómo medir la presión arterial

La presión arterial se mide mediante unos aparatos llamados esfingomanómetros, popularmente conocidos como tensiómetros, que deben someterse a las validaciones y homologaciones reglamentarias. Antes de usarlo confirma que tu aparato está validado en esta página web. Para que la medida obtenida sea correcta debes seguir una serie de indicaciones:

  • Como la presión arterial cambia a lo largo del día y de la noche, haz la medición siempre a la misma hora.
  • Busca una habitación tranquila, sin ruidos ni interrupciones, con una temperatura de 20-25º C.
  • Debes estar relajado. No beber, comer, fumar ni hacer ejercicio físico la media hora anterior.
  • Reposa 5 minutos antes de la toma.
  • Siéntate cómodamente con la espalda apoyada en el respaldo de la silla, no cruces las piernas y quítate la ropa que pueda oprimirte el brazo.
  • Si el tensiómetro es de brazo, coloca el manguito dos o tres centímetros por encima del codo. Deja la palma de la mano boca arriba y el codo lígeramente flexionado a la altura del corazón.
  • Si el tensiómetro es de muñeca, pon la muñequera a la altura del corazón.
  • No hables durante la medición.
  • Realiza dos mediciones separadas al menos dos minutos y quédate con el resultado de la media de ambas.
  • Apunta los valores obtenidos para informar a tu médico.