Deporte y Vida

DIETAS

Sí, comemos tan mal, pero podemos cambiar de manera sencilla

dietas

as.com

Una nutricionista experta nos da las claves definitivas para cambiar de alimentación, por nuestra salud, y encontrar en simples pasos la manera de comer mejor y perder peso.

Sí, comemos tan mal, es algo que varios nutricionistas expertos nos han comentado en varias ocasiones. La falta de tiempo debe dejar de ser una excusa, y pensar en nuestra salud tiene que ser obligación.

Por eso hemos pensado que el verano es el mejor momento apra cambiar de hábitos gastronómicos, no sólo empezar una dieta, sino ponernos en serio a comer mejor, ir al mercado, cocinar, tener tiempo... y senirnos bien. Hábitos que hechos en familia, o uno solo, da igual, nos ayudarán a sentar las bases de un cambio real de alimentación.

Para ellos, hablamos con Laura Martinez, nutricionista genetista en Clínica ITYOS, ¿es el verano el momento de empezar una dieta, o de tomarnos un descanso?

"No soy partidaria de dietas. Mi propósito es ayudar a mis pacientes a desarrollar buenos hábitos, en función de los requerimientos que marca la genética de cada uno de ellos. Para ello les ayudo a incorporan pequeños cambios en su rutina que les permite llevar una vida saludable todas las estaciones del año"

¿Qué deberíamos desterrar de nuestra dieta definitivamente para llevar una vida más saludable?

A pesar de que en cada paciente las necesidades son diferentes, a todos nos beneficia reducir el consumo de azúcar y de alimentos procesados.

Se está poniendo en duda el tema de las cinco comidas, ¿es perjudicial o beneficioso?

Yo estoy a favor de realizarlas, ya que ayudan a no llegar con tanta hambre la siguiente vez que nos sentamos en la mesa y evitamos los atracones. Eso si, siempre y cuando a media mañana y a media tarde comamos fruta, frutos secos, kéfir, yogur,… nunca bollería o snaks.

Consumir alimentos frescos y de temporada es clave para una vida saludable.

¿Hacer ayuno intermitente es mucho más positivo?

Es bueno dejar entre 12 - 14 horas entre cena y desayuno, esto le da un merecido descanso a nuestro sistema digestivo, más horas no ayudaría, y desde luego no durante el día.

Productos frescos, ir más al supermercado, organizarse un menú semanal... ¿son gestos sencillos pero que deberíamos tener en cuenta para comer mejor?

Totalmente, si planeamos un menú y en función de ese menú hacemos la compra, conseguimos varias cosas: una alimentación equilibrada y variada, no desperdiciar comida, y no dejar lugar a nuestras apetencias del momento porque ya sabemos lo que vamos a comer o cenar.

¿Qué pide el paciente que acude a un nutricionista?

Por lo general mis pacientes piden sentirse bien, tener energía y estar a gusto con su cuerpo.

¿Es verdad que comemos tan mal?

La verdad es que sí, por varios motivos, el principal es lo procesados que están los alimentos, hace 50 años los pollos no estaban hormonados como ahora. Además tenemos un bombardeo de información y muchas veces no se sabe seleccionar la información buena y científica de las modas pasajeras.