Deporte y Vida

SEXUALIDAD

'Stealthing', la nueva moda sexual que no gustará a tu pareja

stealthing

as.com

Esta 'técnica' consiste en quitarse el preservativo sin avisar a la pareja, sin que lo sepa, y fingir que ha estado puesto durante toda la relación, con el peligro de enfermedades y embarazos.

Tengas pareja estable, habitual, esporádica  o de una noche, hay acuerdos a los que se llega que todos deben respetar. Y si el hombre va a utilizar preservativo, y hay acuerdo entre todas las partes, no puede quitárselo sin avisar, y luego fingir que sí lo llevaba puesto. Eso es el 'stealthing'.

Una práctica que lleva estando de moda desde el año 2017 con este nombre, pero que recientemente ha sido calificada como abuso sexual e incluso violación en varios estados de Estados Unidos. Te contamos por qué.

El peligro del 'stealthing'

Embarazados no deseados, enfermedades de transmisión sexual, pero hay más. Porque la ley ha entrado de lleno en este sentido, y son muchas las mujeres que han denunciado a sus parejas por violación, porque se rompió el acuerdo al que llegaron y ellas no dieron el consentimiento para quitarse el preservativo. En los estados de California y Wisconsin es delito.

En una sociedad donde muchas parejas tienen sexo esporádico con quien quieren, cuando quieren y como quieren, respetar una norma tan básica como el preservativo es una señal de protección para ambas personas. Tanto para proteger tu salud, como para evitar responder más adelante a cuestiones relacionadas con enfermedades, como evitar un embarazo que no se desea. Es algo muy simple.

No es un hecho casual, no es una tontería, no es algo que uno se pueda tomar a broma. Hay mucho en juego, y para empezar es la confianza, el acuerdo verbal de los términos de esa relación consentida. En Alemania en 2018 un policía fue condenado por realizar esta práctica, tanto a multa económica como a meses de cárcel.

Incluso desde las asociaciones de víctimas de abusos sexuales y violaciones se insta a que el nombre que se le ha dado, 'stealthing' no sea tal, puesto que parece responder precisamente a algo divertido, casual, sin importancia. Y no lo es.

Además del momento de tensión de darse cuenta de que el preservativo no se ha utilizado, la ruptura de confianza y de los términos de la relación, comienza para la persona que no lo sabía días de tensión ante pruebas médicas, análisis, y sentirse totalmente engañada en algo tan íntimo como es proteger su salud y su sexualidad.