Deporte y Vida

HÁBITOS DE CONSUMO

La otra cara de comprar online: más residuos y contaminación

e-commerce, internet, consumo, hábitos, medio ambiente

as.com

Un estudio elaborado por las universidades Complutense y Autónoma de Madrid pone de manifiesto el desconocimiento de los consumidores sobre el impacto de las compras a través de internet.

Un estudio elaborado por la Organización de Comsumidores y Usuarios (OCU) y el Foro NESI (Nueva Economía e Innovación Social) concluía a principios de año que los consumidores españoles dan cada vez más importancia a los aspectos éticos y ecológicos a la hora de adoptar sus decisiones de compra.

Sin embargo, no es menos cierto que el volumen de compras online no para de crecer debido a que internet se considera como un entorno seguro y los nativos digitales han crecido, se han incorporado al entorno laboral y ya disponen de recursos para la adquisición de bienes de diversa índole.

Aunque este aumento en el número de operaciones no está exento de consecuencias para el medio ambiente ya que un estudio elaborado por las universidades Complutense y Autónoma de Madrid, para la patronal de supermercados Asedas, pone de manifiesto el desconocimiento de los consumidores sobre el impacto de las compras a través de internet.

Mucho desconocimiento

Según el estudio, basado en los datos recogidos en 2.300 entrevistas, menos de la mitad de quienes compran productos de gran consumo online en alguna ocasión (en torno a un 22 % de la población) considera que este canal provoca más residuos y contaminación como consecuencia de la emisión de gases del transporte o el aumento de los plásticos y envases para poder empaquetar los pedidos. Además, apenas un 30 % de quienes compran por web asume que además también contribuyen a incrementar los problemas de tráfico en la zona.

"Si en vez de andar nos lo traen a casa en un vehículo, eso supone una serie de emisiones a las que se suman los residuos de envases, embalajes, etc. Y el consumidor online no es consciente de este impacto", asegura Ignacio García Magarzo director general de Asedas.