Deporte y Vida

SALUD

Los suplementos de glucosamina podrían reducir el riesgo cardiovascular

suplementos, nutricionales, glucosamina, enfermedades cardiovasculares

as.com

Es la principal conclusión de un estudio observacional liderado por expertos de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans (Estados Unidos) tras el seguimiento realizado a casi medio millón de personas.

La glucosamina es un popular suplemento dietético que se usa para aliviar la osteoartritis y el dolor articular. Si bien su eficacia sobre el dolor articular continúa siendo objeto de debate, las últimas evidencias científicas sugieren que la glucosamina podría jugar un importante papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares y, por consiguiente, en la reducción de la mortalidad.

Así lo afirma un equipo de expertos de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans (Estados Unidos) liderado por el profesor Lu Qi que, para explorar más a fondo esta posible asociación, se nutrió de datos del Uk Biobaknk, que manejaba un registro de casi medio millón de hombres y mujeres británicos. En total, se analizaron datos de 466,039 participantes sin enfermedad cardiovascular, que completaron un cuestionario sobre el uso de suplementos, incluida la glucosamina.

Los certificados de defunción y los registros hospitalarios se utilizaron para monitorear los eventos de enfermedad cardiovascular durante un período de seguimiento promedio de siete años. En general, casi uno de cada cinco (19,3%) participantes confirmó el uso de glucosamina al inicio del estudio.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista 'The British Medical Journal' indicaron que que el uso de suplementos de glucosamina estaba asociado con un riesgo un 15 por ciento menor de eventos totales cardiovasculares, y una disminución del riesgo entre un 9 y 22 menor en relación a enfermedad cardíaca coronaria, apoplejía y muerte por enfermedad cardiovascular en comparación con aquellas personas que no los tomaban.

Los resultados fueron igualmente prometedores después de sopesar los factores de riesgo tradicionales, como la edad, el sexo, el peso (IMC), el estilo de vida o la dieta. De hecho, la asociación entre el uso de glucosamina y la cardiopatía coronaria también fue más fuerte en los fumadores (un riesgo un 37% menor) en comparación con los que nunca han fumado (12%) y los exfumadores (18%).

Este hecho podría explicarse por la incidencia de la glucosamina en la reducción en los niveles de proteína C reactiva, una sustancia química asociada con la inflamación, más elevada en fumadores. También podría asociarse al hecho de que la glucosamina puede imitar una dieta baja en carbohidratos, que ha sido relacionada con menor riesgo cardiovascular.

Limitaciones: estudio observacional

No obstante, los investifadores alertan de que, a pesar del gran tamaño de la muestra, este es un estudio observacional, y como tal, no puede establecer la causa, existiendo limitaciones como la falta de información sobre la dosis, la duración y los efectos secundarios del uso de glucosamina.

"Nuestro estudio por primera vez proporciona evidencia de una gran cohorte prospectiva para demostrar que el uso habitual de glucosamina está relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular. Teniendo en cuenta la naturaleza observacional del análisis, se necesitan investigaciones complementarias para validar más los hallazgos y explorar los mecanismos", concluye el profesor Qi.