Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Consumir alimentos ultraprocesados se asocia al desarrollo de depresión

alimentos ultraprocesados, dieta saludable, nutrición, dieta mediterránea, salud, depresión, enfermedades

as.com

Un estudio a cargo de investigadores de la Universidad de Navarra atribuye un 33 por ciento más de posibilidades de desarrollar depresión a quienes los incluyen habitualmente en su dieta.

Un estudio a cargo de investigadores de la Universidad de Navarra (UNAV) asocia el consumo regular de alimentos ultraprocesados con un mayor riesgo de desarrollar depresión. Una nueva evidencia que invita a la reflexión sobre la necesidad de limitar la ingesta de este tipo de productos en el marco de una alimentación saludable, puesto que su incidencia negativa sobre la salud física y mental está cada vez más documentada.

Los resultados del trabajo, publicado en la revista 'European Journal of Nutrition', son la consecuencia del seguimiento realizado durante una media de más de 10 años a un total de 14.907 voluntarios, adscritos al proyecto ‘Seguimiento Universidad de Navarra’ (SUN), que no habían sufrido nunca depresión al inicio del estudio.

Según comparte la Universidad de Navarra en una nota informativa, en total se detectaron 774 nuevos casos de depresión clínicamente diagnosticada durante un seguimiento máximo de 16 años. Lo que en cifras porcentuales equivale a un incremento relativo del riesgo de desarrollar depresión del 33% en aquellas personas que consumían habitualmente alimentos ultraprocesados en comparación con quienes tenían un consumo nulo o mínimo. Una incidencia todavía mayor en personas que no hacían ejercicio físico.

“Estudios previos del proyecto SUN ya habían encontrado que los ultraprocesados aumentaban el riesgo de hipertensión y obesidad. Estas condiciones cardiometabólicas comparten mecanismos fisiopatológicos y factores de riesgo con la depresión”, explica Clara Gómez Donoso, investigadora del departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra.

Qué son alimentos ultraprocesados

Al hablar de ultraprocesados nos referimos a preparaciones industriales elaboradas a partir de sustancias derivadas de otros alimentos que incluyen largas listas de aditivos (conservantes, colorantes, edulcorantes o potenciadores del sabor), con muy poco valor nutricional, que tienen un contenido rico en grasas, azúcar o sal y aportan una cantidad ingente de calorías.

El problema es que su presencia en los lineales de los supermercados es masiva y es complicado no sucumbir a ellos porque, además de que se presentan bajo la etiqueta de irresistibles y sabrosos, suponen una solución rápida en una era en la que cada vez nos tomamos menos tiempo para cocinar. Bebidas azucaradas, bebidas energizantes, precocinados de diverso tipo, bollería, galletas, lácteos azucarados, cereales refinados, snacks envasados dulces y/o salados o pizzas, son algunos ejemplos.