Deporte y Vida

EMBARAZO

La salud de la madre y el bebé comienza por la boca

embarazo salud bucodental

as.com

Se ha evidenciado una asociación entre la presencia de enfermedad periodontal en la madre y un mayor riesgo de partos prematuros o nacimientos de bajo beso, así como un aumento del riesgo de preeclampsia.

Que en el embarazo cada detalle cuenta y todo está relacionado, es de sobra conocido. Pero lo que hasta ahora no se había desarrollado tanto es el riesgo de una mala salud buco dental asociado a partos prematuros, bebés con bajo peso e incluso preeclampsia.

Y es que según el informe “Salud bucal en la mujer embarazada”, elaborado por expertas del grupo de trabajo conjunto de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), y que ha contado con la colaboración de Oral-B, llegar al embarazo con una buena salud bucal es positivo tanto para la madre como para el futuro bebé.

Informe “Salud bucal en la mujer embarazada"

En este informe se describen los principales efectos que induce el embarazo en la salud bucal, que son muchos, dando lugar a trastornos tales como

  • la gingivitis del embarazo
  • el granuloma gravídico
  • mayor incidencia de caries 
  • se puede agravar una periodontitis existente

El documento, además, resume una serie de recomendaciones para los profesionales sobre el tratamiento periodontal en la mujer embarazada (por ejemplo, qué hacer y cuándo si tiene periodontitis).

El embarazo es un horror para la boca

El embarazo es el periodo en el que se producen los mayores cambios hormonales fisiológicos en la vida de una mujer. En su boca son frecuentes alteraciones como la inflamación de la encía o la aparición de caries; y, en concreto, los tejidos periodontales (encías) experimentan cambios vasculares, celulares, microbiológicos e inmunológicos. Se producen así en la salud periodontal variaciones asociadas al embarazo que habitualmente se consideran ‘normales’ pero no lo son, y que se pueden y deben evitar.

Según la doctora Ana Carrillo de Albornoz, profesora asociada de la Universidad Complutense de Madrid, el principal efecto que el embarazo ejerce sobre la cavidad oral es un aumento de la inflamación gingival”.

Esta reacción inflamatoria exagerada ocurre sin que existan cambios en la acumulación de placa dental, pero supone que el tejido sea más propicio a inflamarse y a sufrir variaciones en su composición bacteriana.

La doctora Alicia Herrero, profesora de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid, asegura que “durante el embarazo se observa un incremento en la severidad de la gingivitis (los estudios muestran que entre el 36 - 100% de las gestantes la padecen)”. Y el embarazo también hace a la mujer más susceptible a desarrollar un granuloma gravídico, a la aparición o empeoramiento de periodontitis y al inicio o agravamiento de caries.

La mujer embarazada puede presentar caries con mayor frecuencia que la población general (por el cambio de hábitos alimentarios, dificultades para la higiene oral por las náuseas, por la mayor frecuencia de vómitos en el primer trimestre...)

Acudir regularmente al dentista, y más cuando se está embarazada es necesario. El hecho de que sangren las encías, duela más la boca, incluso se muevan los dientes, es algo habitual. Por eso aumentar los cuidados es clave. Hay que desterrar además el mito de que no se puede llevar ortodoncia durante el embarazado, simplemente hay que ser más escrupulosa con la limpieza.

0 Comentarios

Normas Mostrar