Deporte y Vida

SALUD

El control y tratamiento de la hipertensión podría reducir los casos de ictus a la mitad

tensión arterial, presión arterial, salud, hipertensión

as.com

La hipertensión arterial está presente en siete de cada diez ictus, cerca del 40% de los hipertensos desconocen que lo son e incluso el 20% de los diagnosticados no están tratados.

La hipertensión es una de esas enfermedades denominadas silenciosas puesto que se trata de una patología que no suele presentar síntomas pero que, sin embargo, es un factor de riesgo en las enfermedades cerebrovascular e isquémica del corazón por lo que conviene detectar su presencia para poder combatirla adecuadamente.

Sin ir más lejos, en España más de 16 millones de personas sufren hipertensión y lo que es más desconcertante es que aproximadamente un 40 por ciento de los hipertensos desconocen que lo son e incluso el 20 por ciento de los diagnosticados no están tratados. Un dato alarmante si tenemos en cuenta que hablamos del principal problema crónico de salud en nuestro país.

La hipertensión arterial es el factor de riesgo más importante tanto para la isquemia como la hemorragia cerebral, encontrándose en casi el 70% de los pacientes con ictus. Por lo que con un control adecuado se podría controlar este riesgo prevalente en el 47% en varones y el 39% en mujeres, según un estudio realizado a casi 29.000 participantes”, explica la doctora Belén Moliner, directora del Servicio de Neurorrehabilitación del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima en Vigo.

Existe evidencia suficiente a favor de los beneficios del tratamiento antihipertensivo, puesto que una disminución de la presión arterial (PA) sistólica y diastólica de 6 mm Hg, es capaz de reducir hasta un 48% el riesgo de ictus y, como señalan diferentes estudios, a mayor reducción de la presión se produce una mayor disminución de sufrir un derrame cerebral. De hecho, si se realizara un control exhaustivo de los factores de riesgo exógenos como la diabetes, el tabaquismo, el alcoholismo, el colesterol, el sedentarismo o el sobrepeso, su prevalencia se reduciría un 70%”, concluye la especialista.

Valores normales de tensión arterial

Aunque depende de la edad, sexo o el estado de salud, lo normal es que la presión sistólica (alta) en los adultos sea de 120 mmHg, mientras que diastólica sea de 80 mmHg. Se considera que existe hipertensión cuando la cifra es igual o superior a 140 mmHg en lo que se refiere a la alta, igual o superior a 90 mmHg en la baja. Aunque no son pocas las voces expertas que comienzan a considerar una presión arterial alta con valores de 130-84 mmHg.