Deporte y Vida

SALUD

Rinosporidiosis: mucho cuidado al escoger zona de baño porque estas cosas pasan

Rinosporidiosis, emfermedades, salud, enfermedad rara, infección

NEJM

Se trata de una enfermedad granulomatosa crónica causada por el parásito protista acuático Rhinosporidium seeberi que afecta predominantemente a la mucosa de la nasofaringe y la conjuntiva ocular.

La naturaleza está llena de sorpresas. Y si no que se lo digan a un joven indio de 27 años que se presentó en una clínica de otorrinolaringología con un cuadro clínico de 3 meses de obstrucción progresiva y sangrado de una de sus fosas nasales. Según comparte The New Engalnd Journal of Medicine, el examen físico mostró una masa roja, granular, pedunculada, no pulsátil que obstruía la cavidad nasal derecha y sangraba al tocarla. El paciente informó que se bañaba frecuentemente en el estanque local. Error.

Y es que, el joven indio, al que se extirpó la masa y se cauterizó la base de la lesión, fue diagnosticado de rinosporidiosis, una enfermedad granulomatosa crónica causada por el parásito protista acuático Rhinosporidium seeberi que afecta predominantemente a la mucosa de la nasofaringe y la conjuntiva ocular, aunque pueden verse afectados también, laringe, paladar, piel, saco lagrimal, conducto nasolacrimal, el meato externo de la uretra e incluso el recto. Pero se trata estos últimos de casos muy poco frecuentes y escasamente documentados. En el seguimiento realizado 8 meses después, el paciente indio mostraba áreas de recurrencia en la nasofaringe que se extirparon.

Riesgo muy concreto y localizado

Antes de que pongas el grito en el cielo, debes saber que se trata de una infección endémica de zonas de Asia, como India y Sri Lanka, aunque también se han documentado casos en otras partes del mundo como América, Europa y África. Predomina en zonas tropicales y subtropicales, y se considera que aproximadamente el 90% de los casos proviene de Asia, mientas que Sudamérica aportaría aproximadamente un 5% de los casos.

La rinosporidiosis es una enfermedad poco frecuente.

El peligro viene dado por el contacto con aguas estancadas, principalmente por inmersión de la cabeza en lagunas, estanques, pantanos o ríos con poca corriente. Además se trata de una afección con mayor prevalencia en hombres debido a su contacto con este tipo de aguas debido a sus actividades laborales (agricultura, pesca artesanal, buceo...). Otro dato que debe servir para tranquilizar es que se trata de una infección que se da comúnmente en peces mientras que los seres humanos y otros animales son huéspedes accidentales. Además, tampoco está documentado que se sea transmisible entre humanos.

No obstante, mucho cuidado. Se acerca la temporada de vacaciones, de viajes en muchos casos a zonas ‘exóticas’ y no tanto, que puede comportar una serie de peligros en localizaciones aparentemente idílicas. Por ello, si sientes la tentación de bañarte en aguas estancadas con poca corriente ten en cuenta el tipo de peligros que esconden. Nunca se sabe y muchas veces es mejor prevenir que curar.

0 Comentarios

Normas Mostrar