Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Semillas de albahaca, loto y sésamo: sorprendentes, sabrosas y saludables

semillas, semillas de loto, semillas de albahaca, semillas de sésamo, nutrición, salud

as.com

El informe 'Tendencias en Sabores', que elabora más de un centenar de expertos para McCormick y Ducros, destaca las propiedades de nutricionales de las semillas como ingrediente gastronómico.

Cada cierto tiempo llega a nuestros oídos el anuncio de nuevos ingredientes que por su sabor, valor nutricional y beneficios que aportan al organismo conviene no menospreciar. Al igual que sucedió con la quinoa, la cúrcuma o el kale, entre otros, su irrupción fue pronosticada por el informe ‘Tendencias en Sabores’, que en su edición de este año asegura que las semillas han llegado para quedarse. En concreto, hablamos de las semillas de albahaca, las semillas de loto y semillas de sésamo.

El informe, a cargo de un centenar de expertos para las empresas McCormick y Ducros, también vaticina la incorporación del gomasio a nuestra vida, un condimento japonés elaborado a base de semillas de sésamo y sal marina, muy valorado por la cocina macrobiótica y conocido como ‘sal de sésamo’, ideal para reducir la ingesta de sal sin renunciar al sabor. Así pues, si eres de los que ya había descubierto el aporte nutricional de las semillas o si eres un neófito en la materia, desvubre por qué debes contemplar estas tres opciones.

Semilla de albahaca: ¿la nueva chía?

Según los responsable del informe, las semillas de albahaca, al igual que las semillas de chía, aportan textura y un sabor inconfundible a bebidas y alimentos dulces y salados. Añaden un toque único a los zumos y batidos de leche y fruta, y son idóneas en postres dulces, aderezos para ensaladas, yogur, salsas y platos de pasta. Además, son ricas en proteína y fuente de fibra y minerales por lo que los beneficios para la salud son evidentes.

Semillas de loto: ingrediente versátil

Las semillas de loto se consumen tradicionalmente en la cocina asiática, y suponen un ingrediente muy versátil. Se pueden disfrutar en la comida o como un tentempié y pueden perfectamente sustituir a algunas legumbres como las alubias en sopas y guisos para disfrutar de nuevos sabores. Además, cuando se inflan, estas semillas crujientes y parecidas a las palomitas de maíz aportan nuevas formas de disfrutar de un tentempié. De hecho, las semillas de loto están consideradas como un ‘superalimento’ por sus cualidades nutricionales.

Semilla de sésamo: blancas y negras

De las semillas que recomienda el informe ‘Tendencias en Sabores’, las de sésamo son probablemente las más conocidas y extendidas. Al menos las blancas, porque existe también la variedad negra. Tostadas juntas, las dos agregan textura, color y un sabor cálido a fruto seco. Y como hemos comentado con anterioridad, son indispensables para la elaboración de gomasio. Al igual que sucede con el resto de semillas, las de sésamo son fuente de proteínas, fibra, vitaminas minerales y grasas saludables.