Deporte y Vida

NUTRICIÓN

La estacionalidad determina el efecto sobre la salud de un mismo tipo de fruta

estacionalidad, fruta, salud, efectos nutrición

as.com

Una investigación confirma la importancia de consumir fruta de temporada para evitar la alteración del metabolismo estacional, que podría contribuir al desarrollo de la obesidad y desórdenes relacionados.

A menudo se recomienda encarecidamente el consumo de fruta de temporada en el marco de una dieta equilibrada y saludable, y ahora, una investigación a cargo de Unidad de Nutrición y Salud del centro tecnológico Eurecat y el grupo de investigación en Nutrigenómica del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universitat Rovira i Virgili (URV), explica por qué después de realizar diversas pruebas en laboratorio.

Y es que, según los expertos, el consumo de una misma variedad de fruta tiene unos efectos sobre la salud diferentes en función de la estacionalidad. Para llegar a tal conclusión, los investigadores demostraron que el consumo de cerezas puede alterar los niveles circulantes de parámetros como la insulina y la glucosa, y el metabolismo del tejido adiposo, hígado y músculo en función de si se consume en la época del año que corresponde o fuera de temporada.

Teoría de la xenohormesis

Los resultados de la investigación, publicados en las prestigiosas revistas internacionales Nutrients y The Journal of Nutritional Biochemistry, tienen su origen en la denominada teoría de la xenohormesis que asegura que determinados compuestos sintetizados por plantas en estado de estrés pueden ser reconocidos por los animales que los consumen, siendo informados sobre las condiciones ambientales en las que han crecido estas plantas y permitiendo una adaptación favorable a los cambios en el ambiente.

El hecho de consumir frutas fuera de temporada podría provocar una señalización errónea, provocando una alteración del metabolismo estacional característico lo que podría contribuir al desarrollo de la obesidad y los desórdenes metabólicos relacionados, especialmente si coincide con una dieta poco saludable y con un alto contenido en azúcares y grasas. Es importante el consumo de frutas de temporada en el mantenimiento de una salud óptima, aunque serían necesarios estudios en humanos para confirmar esta hipótesis”, explica Antoni Caimari, coordinador científico del Área de Biotecnología de Eurecat.