Deporte y Vida

SALUD

La exposición a la luz azul puede reducir la presión arterial y prevenir enfermedades

luz azul, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares

as.com

Un estudio a cargo de las universidades de Surrey (Reino Unido) y Heinrich Heine de Dusseldorf (Alemania) confiere a la luz azul la capacidad de disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La luz azul, o mejor dicho la exposición a ella, siempre ha sido objeto de controversia en lo que a las implicaciones para la salud se refiere porque se le atribuye, en función de su intensidad y matiz, perjuicios para la salud visual y la alteración de los ritmos circadianos. Pero ahora, un estudio a cargo de las universidades de Surrey (Reino Unido) y Heinrich Heine de Dusseldorf (Alemania) confiere a la luz azul la capacidad de disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Los investigadores expusieron a los participantes en el estudio a 30 minutos de luz azul en todo el cuerpo a aproximadamente 450 nanómetros, una dosis comparable a la luz solar diaria, seguida de la exposición a una luz de control en un día diferente. La medición se realizó antes, durante y hasta dos horas después de ser sometidos los sujetos a la irradiación y se tuvieron en cuenta indiciadores como la presión arterial, la rigidez de las arterias, la dilatación de los vasos sanguíneos y los niveles en plasma sanguíneo de las reservas de óxido nítrico.

Y los resultados del estudio, publicados en la revista 'European Journal of Preventative Cardiology' fueron bastante esclarecedores ya que los expertos pudieron observar que la exposición a la luz azul en todo el cuerpo redujo significativamente la presión arterial sistólica de los participantes en casi 8 mmHg, en comparación con la luz de control, que no tuvo apenas impacto. La reducción de la presión arterial de la luz azul fue similar a lo observado en los ensayos clínicos con medicamentos que disminuyen la presión arterial.

Mejora en varios marcadores

Además del impacto en la reducción de la hipertensión arterial, también se comprobó la mejora de otros marcadores de riesgo cardiovascular tras la exposisción a la luz azul. Así, observaron la reducción de la rigidez arterial y el aumento de la relajación de los vasos sanguíneos lo que hace pensar que la luz podría usarse para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Además, los expertos también encontraron que la exposición a la luz azul incrementa los niveles de óxido nítrico, que es una importante señal molecular que protege el sistema cardiovascular: la luz azul se libera de la piel al torrente sanguíneo y relaja los vasos sanguíneos, aumentando el flujo sanguíneo y disminuyendo la presión arterial.

Christian Heiss, profesor en la Universidad de Surrey y consultor del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido habla de método “innovador”. "La exposición a luz azul proporciona un método innovador para controlar con precisión la presión arterial sin medicamentos. Esto sería particularmente útil para aquellos cuya presión arterial no se controla fácilmente con medicamentos, como en personas mayores", concluye el expero.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar