Deporte y Vida

SALUD

Contaminación acústica: una amenaza no tan silenciosa que perturba nuestra salud

OMS, contaminación acústica, salud

EFE

La OMS ha actualizado sus recomendaciones sobre los límites de ruido que son recomendables para la salud y ha propuesto una serie de baterías para reducir la amenaza.

Es una realidad de la que somos conscientes cada vez más. El ruido nos afecta más allá de la molestia que supone. Su incidencia en nuestra salud y en el desarrollo de enfermedades está demostrada. De ahí que la Organización Mundial de la Salud alerte sobre sus consecuencias y actualice sus recomendaciones sobre los límites de ruido que son recomendables y trate de aportar soluciones para reducir su exposición.

"La contaminación acústica en nuestros pueblos y ciudades está aumentando, arruinando las vidas de muchos ciudadanos europeos. Más que una molestia, el ruido excesivo es un riesgo para la salud, que contribuye a las enfermedades cardiovasculares, por ejemplo. Tenemos que actuar sobre las muchas fuentes de contaminación acústica, desde vehículos motorizados hasta clubes nocturnos y conciertos ruidosos, para proteger nuestra salud", asegura Zsuzsanna Jakab, directora de la Oficina Regional para Europa de la OMS,

Fruto de esta preocupación y de la “sólida evidencia de que el ruido es uno de los principales peligros ambientales para la salud física y mental y el bienestar en Europa”, la OMS ha compartido una guía de referencia para que las autoridades “hagan un buen uso de esta guía en beneficio de todos los europeos”.

Novedades

Un documento que aporta importantes novedades como la evidencia del riesgo cardiovascular y metabólico, la inclusión de nuevas fuentes de ruido, como turbinas eólicas, aeronaves, ferrocarril y tráfico por carretera, un nuevo enfoque para la valoración del ruido, una revisión sistemática sobre ruido y resultados de salud adversos, y uso de indicadores de exposición a largo plazo para predecir mejor esos resultados. De entre las novedades quizá sorprende la incidencia de los parques eólicos, que han proliferado casi de manera indiscriminada. "El ruido de los parques eólicos por encima de 45 decibelios está relacionado con consecuencias negativas para la salud", señala el informe

Limitación de decibelios

En lo que se refiere al ruido procedente del tráfico de vehículos, trenes y aviones, al estar asociados con problemas de insomnio y de salud en general, se recomienda adaptar tanto las infraestructuras como los propios medios de transporte.

· Tráfico de vehículos rodados: 53 decibelios de día y 45 de noche.

· Tráfico de trenes: 54 decibelios de día y 44 de noche.

· Tráfico de aviones: 45 decibelios de día y 40 de noche

En cuanto al ocio, el ruido elevado de conciertos o espectáculos, ya sea en locales cerrados o al aire libre, está asociado con un mayor riesgo de discapacidad auditiva tanto en niños como adultos, así como con otros problemas de salud.

· Ruido producido por el ocio: 70 decibelios máximo.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar