Deporte y Vida

Cómo tratar unos dedos congelados

SALUD

Cómo tratar unos dedos congelados

Cómo tratar unos dedos congelados

PETER CZIBORRA

Action Images via Reuters

No caminar para evitar lesiones mayores, utilizar agua tibia, no poner fuentes de calor directas, y realizar un análisis neurológico y vascular de la zona con el fin de diagnosticar si existe alguna patología.

Este fin de semana Adam Lallana, jugador del Liverpool, compartió una imagen en sus redes sociales donde se veían ver sus dedos de los pies ‘congelados’. Obviamente, no había estado en la alta montaña a temperaturas extremas, pero las últimas semanas el invierno está dejándose notar de manera intensa y jugar al fútbol en este caso con un calzado tal vez no preparado para estas temperaturas le haya afectado más.

Queremos saber, cómo él, cómo tratar unos dedos congelados, para que en los próximos días los jugadores sepan cómo actuar y todos los que vayáis a la nieve y realicéis actividades con frío podáis saber cómo actuar. Así que preguntamos a David Rodríguez Sanz, profesor del Departamento de Fisioterapia y Podología de la Universidad Europea.

Esta imagen la compartió el jugador en el vestuario.

“Respecto al tratamiento de los dedos congelados, es muy importante volver a recuperar la temperatura en la zona afectada, para ello la inmersión en agua tibia entre 38º y 40º aproximadamente es lo indicado, en caso de no tener un termómetro podemos usar el codo o la mano, recordando que el agua debe estar tibia, no caliente. Se deben evitar las fuentes de calor directo (como un secador, o una lámpara de calor) por el riesgo añadido de quemaduras”, nos cuenta.

“Una vez descongeladas, es muy importante proteger estas estructuras, envolviéndolas con toallas o elementos similares para que no vuelvan a congelarse. Es muy peligroso, si una zona que se ha descongelado se vuelve a congelar, pues los tejidos corporales pueden verse altamente dañados. De igual modo mientras los dedos están congelados es aconsejable el reposo, pues caminar puede generar nuevas lesiones”, afirma Rodríguez Sanz.

Tratamiento médico

“Además, bajo prescripción del podólogo se pueden utilizar tratamientos farmacológicos tanto para el dolor como para el componente inflamatorio añadido”, añade.

“Una vez tratada la lesión y recuperado plenamente, lo más importante es elaborar un diagnóstico correcto y conocer las causas que nos han llevado a esta situación. Para ello, es fundamental que el podólogo pueda realizar un exhaustivo análisis neurológico y vascular de la zona con el fin de poder diagnosticar si existe alguna patología”, es realmente significativo que en un partido de fútbol en Inglaterra, donde el campo no estaba nevado, ni había temperaturas bajo cero, un futbolista termine con los dedos días. Efectivamente, Lallana tiene que vigilar su salud cardiovascular.

0 Comentarios

Mostrar