Deporte y Vida

El análisis de biomarcadores, un reto en medicina personalizada de Oncología

MEDICINA

El análisis de biomarcadores, un reto en medicina personalizada de Oncología

El análisis de biomarcadores, un reto en medicina personalizada de Oncología

La medicina personalizada o “de precisión” requiere equipamiento técnico, equipos profesionales multidisciplinares y formación específica.

Hace más de medio siglo, la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) desarrolló la clasificación TNM, que clasifica los tumores en función de su tamaño (T), afectación de los ganglios (N) y las metástasis a distancia (M). En los últimos años, esta clasificación se ha visto ampliamente complementada con otros datos diagnósticos gracias al conocimiento de la biología de los tumores, lo que ha permitido individualizar el tratamiento de los pacientes con ciertos tipos de cáncer. En los últimos años ha habido enormes avances, pero la medicina personalizada aún tiene que afrontar otros retos, tanto clínicos como de tipo organizativo, tal y como se ha puesto de manifiesto en el IX Seminario de Periodistas “Curar y Cuidar en Oncología”, organizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con la colaboración de la compañía biofarmacéutica MSD, celebrado en Valencia.

“El cambio más importante en la identificación de un paciente en Oncología viene de la mano de las pruebas genómicas obtenidas de las muestras de tumores, que permiten la selección personalizada del tratamiento para algunos pacientes”, ha destacado la Dra. Ruth Vera, jefe de Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario de Navarra y vicepresidenta de SEOM, en la inauguración del seminario, que este año ha estado dedicado a la ‘Importancia de la Identificación del Paciente en Oncología’. Esta afirmación fue compartida por Félix del Valle, director ejecutivo de MSD Oncología en España y Portugal, quien también participó en la inauguración.

Diagnósticos más certeros

Por su parte, Lourdes López-Bravo, directora de Investigación Clínica de MSD en España y Portugal, ha explicado que “las nuevas técnicas diagnósticas permiten conseguir unos resultados cada vez mejores en determinados tipos de tumores. Un diagnóstico certero y precoz posibilita comenzar cuanto antes el tratamiento más eficaz para cada paciente. Gracias a la investigación, cada día conseguimos reducir la mortalidad del cáncer y estamos más cerca de conseguir que se convierta en una enfermedad crónica e incluso curable”.

Mejores resultados, mayor eficiencia y reducción de toxicidad

Al mismo tiempo, según han coincidido todos los expertos reunidos en este Seminario, el análisis de biomarcadores en la práctica clínica real no sólo permite mejores resultados y una mayor eficiencia para el sistema sanitario, sino que reduce de manera significativa la tasa de efectos adversos –debido a que la mayor parte de fármacos dirigidos a dianas moleculares o inmunoterápicos presentan menor toxicidad que la quimioterapia- y consigue un seguimiento más exacto de las respuestas al tratamiento, con menor necesidad de pruebas molestas o innecesarias para el paciente. “Es decir, tratamos a nuestros pacientes de una forma más selectiva, más eficaz, aumentando las posibilidades de respuesta, limitando la toxicidad y desde luego, aumentando nuestra eficiencia terapéutica”, como ha resumido en su intervención la Dra. Rosario García Campelo, oncóloga médico del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Los pacientes, cada vez más informados sobre su enfermedad y su tratamiento

Los pacientes con cáncer siguen muy de cerca la evolución de todos estos avances, como ha destacado el presidente de la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEAcaP), Bernard Gaspar. “Cada avance que se produce en el campo de la medicina y, en este sentido, el progreso que suponen los tratamientos cada vez más personalizados, son acogidos por nuestra asociación como un verdadero paso hacia adelante en el manejo y abordaje de la enfermedad. Saber que cada vez contamos con más opciones terapéuticas nos hace ver la meta más cercana; en definitiva, nos llena de esperanza”, ha señalado en el seminario, entrevistado por el director de EFESalud, el periodista D. Javier Tovar.

Gaspar ha destacado que “los pacientes y sus familiares están cada vez más informados de los avances científico-médicos porque ya no se evita el preguntar en las consultas médicas. A su vez, progresivamente, los facultativos realizan una labor fundamental dando información veraz, sencilla y comprensible siempre que el paciente lo requiere. Novedades como la inmunoterapia o los biomarcadores son cada vez más conocidos por los afectados, en gran parte por la labor pedagógica que se realiza en un doble sentido: desde los centros médicos y desde las asociaciones de afectados”. Gaspar ha concluido señalando que “desde AEACaP creemos que la información es la mejor y más valiosa herramienta que puede tener un paciente ante la enfermedad. El conocimiento ayuda a tomar decisiones y a afrontar el diagnóstico y el proceso curativo con fuerza, serenidad y esperanza”.

0 Comentarios

Mostrar