Deporte y Vida

Si quieres, puedes: la mujer que perdió 106 kilos sin cirugías

PÉRDIDA DE PESO

Si quieres, puedes: la mujer que perdió 106 kilos sin cirugías

Si quieres, puedes: la mujer que perdió 106 kilos sin hacerse ninguna cirugía

Popsugar

Annemarie perdió 106 kilos sin someterse a ninguna cirugía de pérdida de peso, lo que debe animar a personas con obesidad a cambiar totalmente sus hábitos

En nuestra lucha por una vida más saludable, desde Deporte y Vida hemos descubierto una nueva historia increíble: se trata de Annemarie Rivera, una mujer que consiguió perder 106 kilos sin someterse a ninguna cirugía de pérdida de peso. Contó con todo detalle su historia a popsugar.com, y os informamos sobre cómo consiguió su particular hazaña.

“Un día estaba volviendo del trabajo y pasé cerca de un gimnasio que veía casi a diario, por lo que decidí apuntarme sin pensármelo dos veces. No soy del tipo de personas que empieza algo y no lo acaba, así que supe que pasaría algo grande”. Explica que “llegó a pesar tanto porque estaba envuelta en una relación insana que le llevaba a comer alimentos poco saludables”, pero que apuntarse al gimnasio le cambió la vida.

El peso inicial con el que empezó no está del todo claro, aunque ella dice que al poco tiempo de iniciarse en su nueva rutina, se atrevió a pesarse y el resultado de la báscula indicaba que pesaba alrededor de 186 kg. Así las cosas, se quitó de en medio nada más y nada menos que más de la mitad de su peso: 106 kg en total.

“No tuve entrenador personal, simplemente salía a caminar, y cada vez caminaba más y más”. Le encantaba, sobre todo, hacer ejercicio cardiovascular, aunque poco a poco fue incorporando una rutina de pesas para tonificar sus músculos. “Ahora las pesas son la parte de mi entrenamiento favorito”, dijo a popsugar.com.

Sobre la comida y el cambio de hábitos

“Lógicamente, el entrenamiento no fue el único cambio que hice para llegar donde estoy ahora”. Annemarie cortó de raíz su alimentación anterior, que consistía en Mc Donalds, comida china a domicilio y pizzas, y se decantó por incluir proteínas de calidad y mucha verdura. “Corté por completo con las bebidas azucaradas, la comida procesada y los fritos”, asegura. Simplemente empezó a comer sano y a hacer ejercicio, nada de milagros.

También asegura que come seis veces al día: tres comidas y tres aperitivos. Su consejo es planificar todo con antelación para preparar alimentos saludables.

Y lo más importante, su reflexión final: “no lo hago simplemente por mi aspecto físico, sino por mi salud mental, ya que me ayuda a sobrellevar mi ansiedad y mi estrés”. Y sobre la motivación, admite que cada día va al gimnasio con más ganas, tras ver todo lo que ha conseguido con tesón y actitud.

0 Comentarios

Mostrar