Deporte y Vida

Estás leyendo

3 maneras rápidas de trabajar los abdominales en la piscina

EJERCICIO

3 maneras rápidas de trabajar los abdominales en la piscina

3 maneras rápidas de trabajar los abdominales en la piscina

Gonzalo Arroyo Moreno

Getty Images

Dado que estos días tendrás una piscina cerca, te damos tres ejercicios sencillos y donde no necesitas nada para trabajar los abdominales en muy pocos minutos cada día.

La natación es el deporte por excelencia más recomendado para personas con problemas y dolores de espalda, dolores de columna o cervicales, y para todos los que quieren estar en forma. Está especialmente indicado para personas problemas con hernias, ya que se trabaja sin la influencia de la gravedad, y calma los dolores.

Además, la natación se realiza sin tener que levantar peso y sin que existan movimientos bruscos, mejorando la postura corporal y aliviando las tensiones. También se fortalecen las articulaciones previniendo lesiones y ayudando en el postoperatorio de intervenciones, como el caso de rodillas y tobillos.

Es uno de los ejercicios más completos que hay y dado que todos tenemos cerca estos días, una piscina, vamos a daros tres ideas para ejercitar los abdominales.

La bicicleta

Un clásico de la piscina. Se realiza apoyando los brazos en el bordillo, no tienes por qué apoyar la espalda entera, nos sujetamos con las manos, y hacemos el gesto de mover una bicicleta. El hecho de estar subiendo las piernas ya hace que trabajen los abdominales. Intenta hacer varias series, te llevará muy poco tiempo. Prueba un minuto, y para treinta segundos. Así, tres veces.

Piernas de estilo crol

Nadar a crol es uno de los clásicos de las piscinas, pero no siempre se aguanta lo que queremos. Puesto que estamos de vacaciones, y lo que queremos es mantener y aprovechar el verano, vamos a ir a lo que nos interesa. El abdomen. Seguro que has hecho este ejercicio mil veces en las clases de natación. Te sujetas con las manos en el bordillo. Te echas hacia atrás estirando el cuerpo. Caderas, hombros y manos deben estar en armonía y en línea. Ahora, patalea todo lo fuerte que puedas en posición horizontal.

Tu cuerpo estará luchando a nivel abdominal para mantenerse erguido y en posición. Tus piernas además estarán trabajando la fuerza. Intenta hacer también series, en este caso prueba 30 segundos, y descansas 15. Así varias veces. Lo ideal, hacer cinco sesiones.

Flotar

Otro de los clásicos. Puedes estar horas con tu amigo charlando en el agua sin darte cuenta. Lo único que tienes que hacer en este caso es no hacer pie, flotar, y mover las manos para no hundirte. Estarás erguido, como si no pasara nada, con los brazos como en forma de U.

Intenta que las piernas no se muevan para que toda la fuerza salga del abdomen y sea quien tire del cuerpo. De nuevo, lo perfecto para que el ejercicio sea eficaz es aguantar varias series de 30 segundos, pero seguro que a medida que cojas fuerza puedes incrementar el tiempo y seguir fortaleciendo abdominales.

0 Comentarios

Mostrar