Deporte y Vida

El verano es un buen momento para lograr un embarazo

FERTILIDAD

El verano es un buen momento para lograr un embarazo

El verano es un buen momento para lograr un embarazo

El ejercicio aeróbico suave mejora la calidad seminal y disminuye el estrés oxidativo de los espermatozoides, los cuales tardan en formarse tres meses.

Se dice que hoy en día le echamos al estrés la culpa de todo. En el caso de la infertilidad o de dificultades puntuales para lograr el embarazo, es cierto. La fatiga, la tensión, el agotamiento propio del trabajo y los problemas del día a día, son una de las causas por las que no se logra un embarazo. Por este motivo, se considera el verano una época propicia para ponerse manos a la obra, bien de forma natural, bien mediante reproducción asistida. De hecho, la demanda de tratamientos de fertilidad aumenta un 12 % durante los meses estivales. Ya vimos además, que la frecuencia sexual aumenta la calidad de los espermatozoides. Y nada mejor que practicar en verano y aprovechar el tiempo que durante el año no se tiene.

Desde Clínicas Eva nos dan unos consejos que aumentarán las posibilidades de éxito, aunque es cierto que cada pareja es un mundo y que siempre deben consultar con un médico.

Relajación

Es la clave. Muy difícil de conseguir también. Si no se lleva un año o más intentando conseguir el embarazo no se puede hablar de infertilidad. Por lo tanto, es posible que los nervios por conseguirlo estén influyendo.

Eliminar la ansiedad en la medida de lo posible e intentar tener relaciones para disfrutar y no sólo para intentar la fecundación, ayudará. La ansiedad puede inducir a retrasos e incluso a la inhibición de la hormona que desencadena la ovulación. Además, produce un aumento de glucocorticoides, de adrenalina y noradrenalina que podrían disminuir la receptividad del útero a los embriones.

Alimentación

La alimentación no es la clave, por supuesto, pero ayuda al bienestar general y mantenerse en un peso equilibrado es un indicador positivo. De hecho, la obesidad está ya considerada como uno de los factores que puede dificultar el embarazo, así como poner en riesgo la salud de la madre y el bebé. En el lado contrario, la anorexia de las embarazadas, la pregorexia, es un factor de alto riesgo para madre y bebe.

Los ginecólogos de Clínicas EVA recomiendan frutas y verduras ricas en antioxidantes, entre los que destacan el resveratrol y la vitamina C. Además de productos que contengan las vitaminas D y E, por ejemplo, en frutos secos y pescado azul. Con el pescado además hay que añadir que las altas concentraciones de mercurio que últimamente están teniendo hacen que tengamos que prestar más atención.

El ácido fólico es fundamental, suele tomarse a través de alimentos como espinacas o nueces, mediante las clásicas vitaminas que meses antes os mandará el ginecólogo. Os diremos que la cerveza también tiene ácido fólico.

Para mejorar la calidad seminal, un gran problema que se está viendo los últimos años, los hombres deben tomar zinc, selenio, ácidos grasos poliinsaturados como los omega 3, que favorecen tanto la fertilidad masculina como femenina.

Deporte

En este punto podemos encontrarnos todos los casos, pero el deporte extremo, practicado con frecuencia y el deporte de élite, se está relacionando últimamente con un mayor índice de infertilidad. Hay que tener un poco de moderación en la práctica deportiva si estás buscando un embarazo. Deporte sí, por supuesto, ejercicio con más calma.

En algunas mujeres se han dado casos que más de 4 horas a la semana de ejercicio físico intenso se asocia con menores probabilidades de implantación.

Además, el ejercicio extenuante podría disminuir el flujo sanguíneo en el punto donde se implanta el embrión y en etapas iniciales de la gestación.

En el caso de los hombes, el ejercicio aeróbico suave mejora la calidad seminal y disminuye el estrés oxidativo de los espermatozoides. Es recomendable especialmente en los 3 meses previos a la Fecundación In Vitro porque esto es lo que tardan en formarse los espermatozoides, según aconsejan.

En las inseminaciones artificiales puede ser especialmente beneficioso que se realice ejercicio suave en los meses previos para mejorar la calidad de los espermatozoides y la ovulación.

Lo hemos dicho al principio, pero insistimos, someterse a un estudio básico de fertilidad para conocer el estado de los óvulos, es importante. En estas clínicas lo ofrecen de manera gratuita, y con una ecografía transvaginal se mide la cantidad de óvulos que posee y se calcula en qué momento pueden comenzar a decrecer. Tras el diagnóstico y con la valoración de un especialista, se puede prevenir a tiempo y decidir cuándo ser madre sin preocuparse por el paso del tiempo y por el descenso de la fertilidad, gracias a la posibilidad que ofrece la técnica de congelación de ovocitos. Es la vitrificación de óvulos.

0 Comentarios

Mostrar