Deporte y Vida

Las mujeres dejan de hacerse mamografías por temor al dolor

SALUD

Las mujeres dejan de hacerse mamografías por temor al dolor

Las mujeres dejan de hacerse mamografías por temor al dolor

Fundación Tejerina

Para contrarrestar este problema, una compañía ha desarrollado un nuevo sistema de mamografía que permite a las mujeres controlar la compresión de la mama.

Según un estudio llevado a cabo en los EE.UU, el temor al dolor es la principal razón por la que las mujeres dejan de acudir a las mamografías que tienen programadas. El estudio ha descubierto que la experiencia de una prueba dolorosa explica porque entre el 25 y un 46 % no acuden a las siguientes mamografías.

Para enfrentar esta situación, la compañía GE Healthcare ha desarrollado un nuevo sistema de mamografía, que, entre otras ventajas, permite a la propia paciente poder controlar la compresión de la mama. A diferencia de la mamografía tradicional, que presiona la mama de manera automática, esta tecnología permite a la mujer poder ajustar de manera manual el grado de compresión al nivel en el que se sienta cómoda. Con este nuevo sistema de tomosíntesis, que acaba de instalarse en el Hospital Pio XII de Madrid, se puede, además, poder obtener una imagen muy nítida y detallada de la mama en 3D con una exposición a la radiación similar a la de una mamografía convencional. Tal como destaca el Dr. Antonio Ramírez, responsable de la Unidad de Radiología del Hospital Pio XII, “todo esto ayuda a la paciente a minimizar el estrés que produce la mamografía y, por tanto, a hacer los exámenes de manera más fácil y rápida, evitando repeticiones debidas a pruebas deficientes”.

Sistema integral de diagnóstico para reducir biopsias e incertidumbre

El Hospital Pio XII será uno de los primeros de Europa en el que se instala, además, un sistema integral de diagnóstico de mama, que incluye el primer equipo de ecografía automática comercializado en España (ABUS: Automatic Breast Ultrasound), capaz de realizar pruebas diagnósticas en solo 15 minutos.

La ecografía automática de mama es una tecnología de ultrasonidos que no emite radiación y que está especialmente indicada para realizar pruebas en mamas densas, es decir, aquellas en las que hay un mayor volumen de tejido mamario que grasa. Como advierte el Dr. Ramírez, “en este tipo de mama, hasta un tercio de los tumores pueden pasar desapercibidos a la mamografía tradicional porque el tejido mamario puede enmascarar el nódulo sospechoso, al verse del mismo color en la imagen”. En cambio, “usando la ecografía automática se diferencia claramente el cáncer del tejido mamario”.

El experto destaca que combinar la mamografía por tomosíntesis en 3D y la ecografía automática puede permitir ofrecer un diagnóstico fiable de la mama en el mismo día. Esto es posible porque, como explica el Dr. Ramírez, “la ecografía automática aporta al radiólogo información que le puede permitir caracterizar los tumores, es decir, diagnosticar si el tumor es benigno o maligno, incluso antes de que se haya realizado la biopsia y, en algunos casos, evitar esta prueba invasiva”.

Según estudios realizados por la compañía GE Healthcare, combinando tecnologías como la mamografía 3D y la ecografía automática, la posibilidad de localizar cánceres invasivos en mamas densas tiene un incremento relativo del 55 % si se compara la mamografía solamente.

Para el responsable del Hospital Pio XII, “uno de los grandes retos que tenemos los radiólogos, además de la detección precoz, es el de reducir la incertidumbre en el diagnóstico del cáncer de mama, por ello hemos de enfrentar la situación desde una perspectiva integral, utilizando y combinando técnicas que nos faciliten el máximo de información en el menor tiempo y evitar, siempre que sea posible, pruebas invasivas como las biopsias, que alargan mucho la espera para el diagnóstico”.

0 Comentarios

Normas Mostrar