Síguenos

WINDSURF

Blanca Alabau, la mujer más rápida del mundo con un foil

La windsurfista sevillana gana la prueba del Prince of Speed del World Speed Tour alcanzando una velocidad de hasta 30 nudos (unos 55km/h).

0
Blanca Alabau, la mujer más rápida del mundo con un foil
Frabrice Robert

Blanca Alabau participó este fin de semana en el World Speed Tour, concretamente en la etapa de Prince of Speed (POS) que se disputa en Le Palme, Francia. Allí, la deportista de MRW logró la mayor velocidad en la modalidad de windsurf foil y se convirtió así en la mujer más rápida del mundo sobre un foil. Lo hizo alcanzando velocidades de hasta 30 nudos, lo equivalente a más de 55 kilómetros por hora.

"El equipo de foil con el que compito está evolucionando muy rápido y cada vez se adapta mejor a las condiciones de viento extremo, por lo que cada año las velocidades son mayores", explicaba al terminar. Y añadía: "Llevaba todo el año preparándome para este evento, entrenando físicamente y viajando a spots -mis favoritos son Tarifa y Tenerife, donde paso la mayor parte del tiempo- con estas condiciones de mucho viento".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @blancaalabau

Pero Alabau no solo compitió en windsurf foil, sino que lo hizo también en la de windsurf tradicional (o windsurf con aleta). Y aunque su objetivo era ganar y lograr la mayor velocidad en foil, casi consigue un doblete, ya que acabó en 2ª posición en esta categoría, alcanzando una velocidad de 33,3 nudos. (61km/h), superando tanto sus objetivos como el registro en foil. Así lo explica la windsurfista afincada en Tarifa: "El foil es mas rápido hasta unos ciertos nudos, yo diría que hasta 20 nudos aproximadamente. Pero los récords de velocidad se hacen con mucho viento y ahí el windsurf de aleta es mas rápido (por ahora). El foil está evolucionando tanto que puede ser que llegue el momento que supere la aleta, pero por ahora nadie superó los 40 nudos con el foil en hombres ni los 30 en mujeres".

Tras esta victoria, Blanca Alabau se fija un objetivo: el récord del mundo. "Actualmente solo es posible conseguirlo en el canal de Namibia, ya que es un circuito artificial construido expresamente para hacer velocidad. Mi objetivo es superar los 46.3 nudos en windsurf. Estoy muy ilusionada y siento que voy por buen camino", confiesa. Y acto seguido se dispone a seguir entrenando y trabajando en prototipos de material para poder conseguir este gran reto.