Síguenos

SURF

Stephanie Gilmore, GOAT del surf

La surfista australiana tiene más títulos de la World Surf League que nadie: 8. El primero lo consiguió en 2007 y el más reciente en 2022.

0
Stephanie Gilmore, GOAT del surf
Beatriz Ryder World Surf League

Stephanie Louise Gilmore (20 de enero de 1988, Murwillumbah) llegó a Lower Trestles (California, Estados Unidos) como quinta del mundo, la última plaza que da acceso a las Rip Curl WSL Finals del 2022. Ganó su manga contra la 4ª, luego contra la 3ª, contra la 2ª y le puso un 2-0 en la final a la hawaiana Carissa Moore, cinco veces -y vivente- campeona del mundo de surf. O en otras palabras, hizo lo más difícil, algo que solamente ella podía hacer, para conseguir su 8º título de campeona del mundo, lo que la convierte en la surfista que más tiene, por delante de su compatriota Layne Beachley (7).

Gr8est Of All Time

La GOAT o "Gr8est", como la llaman desde la World Surf League, empezó a surfear a los 10 años (1998) en Coolangatta, en la Gold Coast, una auténtica cuna de campeones en Australia. Cinco años después, en 2003, se convertía en campeona de la región (Nueva Gales del Sur). En 2004, campeona nacional Junior. Y en 2005, entrando como reserva en el Roxy Pro Gold Coast, ganó su primer evento de la ASP ganando a Sofia Mulanovich y a la entonces 6 veces campeona del mundo Layne Beachley.

En 2006, Gilmore consiguió la clasificación para todo el tour y en 2007 ya entró en la historia por la puerta grande. Con cuatro victorias en ocho eventos ganó su primer título mundial, convirtiéndose en la primera de la historia (masulino y femenino) que ganaba el trofeo en su año de rookie. En 2008 conseguía cinco victorias y el segundo título. En 2009 tres victorias y el tercer título, sumado a su tercera Triple Crown.

2010 fue un año clave para Stephanie Gilmore. Por un lado ganó su cuarto título consecutivo (y acumulado). Por otro firmó un contrato inédito en la historia del surf femenino con Quiksilver de 5 millones de dólares. Además, entró en el Hall of Fame del Surfing (la más joven en conseguirlo) y el Laureus del Deporte. Pero el año acabó con un incidente que truncó su racha: el 27 de diciembre, de noche, un vagabundo la golpeó con una barra de metal al salir de su casa en Tweed Heads. Ella se defendió con las manos. El resultado, varios puntos de sutura en la cabeza y una lesión en la muñeca. El agresor fue detenido por vecinos y amigos cuando intentaba huir. Pero en 2011, por primera vez, Gilmore no ganó.

Para ganar tantos títulos hay que trabajar la técnica, conocer los spots, las olas, el océano... y tener suerte. Porque el mar cambia constantemente y las olas no se pueden controlar. Hay que esperar y aprovechar las mejores y puede ser que esa ola no llegue...

Stephanie Gilmore

Sí lo hizo de nuevo en 2012 (quinto título). En 2013 lo evitarían las lesiones. En 2014, tres victorias más le darían el sexto. Tras un largo período de lesiones, pérdida de confianza y la irrupción de Tyler Wright (campeona en 2016 y 2017), Stephanie Gilmore volvió a la senda de la victoria en 2018, cuando igualó a Layne Beachley como la surfista con más Championship Tour (CT) de la historia. Pero ese año fue especial por otra cosa: la WSL optó por igualar los premios que recibían hombres y mujeres en sus competiciones de élite.

En los últimos años, el nivel estratosférico de Carissa Moore (5x World Champion) y la pandemia han evitado que pudiera ganar otra vez. Sin embargo, uno de los momentos que recuerda con más cariño es su 10 en la final de Keramas (Bali), conseguido en 2019.

Durante estos años, además, nunca se ha bajado del Top5. Tampoco en 2022, entrando en las finales y dando un recital que ya hemos contado al inicio de este artículo.

Queen of Style

Uno de los sobrenombres que tiene Stephanie Gilmore es el de Queen of Style. Que habla por sí solo. Hace referencia únicamente al impecable estilo que tiene surfeando, algo que siempre han destacado todas las personas que hablan sobre ella. Es, sin duda, una fuente de inspiración para las mujeres en el mundo del surf.

De hecho, es lo que siempre ha querido ella: "Me hace sentir un poco mal que me consideren la mejor de la historia solo por tener más trofeos que nadie; porque es bonito, pero cuando pienso en todas las mujeres del mundo que surfean, cada una con su estilo para atacar las olas... se me hace raro. Mi único objetivo es motivar a las jóvenes a surfear, competitivamente o no".

Happy Gilmore

Otro de los sobrenombres que le dan especialmente en Australia es el de Happy Gilmore. Porque su sonrisa la ha acompañado siempre en el tour. Y porque en su vida, tanto en el surf como más allá de este, es feliz. Precisamente más allá del surf, como curiosidad, cabe destacar que sus aficiones son la fotografía, viajar, conocer playas, las guitarras (eléctricas) y tener una vida activa en general: excursiones, bailar, bodysurfing...

Una de las claves de su felicidad, seguramente, es la modestia con la que vive. Podría tener mucho más dinero si los premios hubieran sido equitativos desde el inicio de su carrera, pero desde luego no le falta. Mucho menos para el estilo de vida que lleva. En un capítulo de Nowness enseñó su casa en Malibú (donde se mudó en 2017) y lo demostró. Entre otras cosas enseñó que tiene tantos neoprenos como ropa, que guarda con cariño la primera portada en Surf Magazine (tan importante para ella como para el surf femenino) o que su máximo capricho es una guitarra eléctrica con su nombre.